#2entuclase, nueva campaña de Unicef para frenar el acoso y la violencia en las escuelas

Con el título #2entuclase, Unicef ha presentado una nueva campaña para frenar el acoso y la violencia en las escuelas, y concretamente el ciberbullying o ciberacoso. Para ello ha contado con la colaboración del actor Miguel Bernardeau, que transmite el mensaje de que es posible acabar con el acoso en las redes, frenar el insulto, respetar, etc.

Ciberacoso

Como ya hemos comentado en ocasiones anteriores, lamentablemente las cifras sobre el acoso en sus distintas formas no dejan de crecer, hablando del ciberacoso o ciberbullying, en los dos últimos meses un 6’9% de los niños de entre 12 y 16 años lo ha sufrido, por otro lado, un 3’3% de los estudiantes han reconocido haber participado como ciber-agresores, y posiblemente sean muchos más.

Estos datos muestran que al menos dos niños en cada clase se ven envueltos en situaciones de ciberbullying. Por ello, y con motivo de la celebración del Día Internacional de la Internet Segura, se ha lanzado la iniciativa #2entuclase, campaña de Unicef para frenar el acoso y la violencia en las escuelas, centrándose especialmente en los niños de los colectivos más vulnerables.

Según Unicef, el ciberbullying y el acoso son uno de los riesgos que más preocupan a padres, educadores y a los propios niños, por ello, la campaña tiene el cometido de transmitir a los niños y jóvenes que no deben tener miedo de ser ellos mismos, que detecten y rechacen el acoso. En la campaña participa el actor Miguel Bernardeau, seguramente el vídeo que veréis a continuación os dará que pensar.

El actor nos muestra qué ocurre cuando cuelga una fotografía en su cuenta de Instagram, el aluvión de “me gusta”, comentarios, compartir la publicación, etc., es elevado y vemos cómo corre la pantalla hacia abajo. El actor explica que es algo que impresiona, tantos comentarios por una simple fotografía compartida, pero ahora imaginemos que, en vez de ser comentarios positivos, fueran insultos, humillaciones y vejaciones, sería un auténtico infierno para quien lo viviera en primera persona. Que te “machaquen” por ser quien eres o por como eres, que te acosen por quien te gusta, etc.


Al menos dos personas en cada clase están sufriendo ciberacoso, es algo que les destroza la vida y despierta en ellos todo tipo de miedos y temores, miedo al colegio, a los compañeros y compañeras, a ser ellos mismos. Lo cierto es que no importa lo que uno se ponga, lo que le guste y que no se ajuste a un patrón o canon de conducta, está bien que cada uno sea como es, y que todo el mundo lo acepte. Esto obliga a un cambio de conducta de todos los niños y jóvenes, no callarse ante el acoso, ya sea por sufrirlo o por ver como lo sufre otra persona convirtiéndose en cómplice, entre todos se puede parar esta situación.

Sabemos que el ciberacoso puede causar grandes daños entre quienes lo sufren, se conocen las consecuencias a largo plazo, algunos de los motivos por los que se inicia, etc. Pero a día de hoy, y a pesar de las diferentes campañas que se han puesto en marcha, parece que no se alcanza el grado de concienciación que pueda frenar esta situación, quizá esta nueva campaña concienciará a unos pocos más, pero muchos seguirán o acosando, o ignorando situaciones de acoso, lo que les convierte en cómplices.

Es evidente que se necesita una intervención más profunda a nivel escolar y familiar, quizá así se logre revertir la situación. No criticamos la campaña, al contrario, pero creemos que este tipo de acciones son insuficientes si no se acompañan con otras con una intervención más directa y profunda. Podéis conocer más detalles de la campaña #2entuclase de Unicef a través de la página oficial de esta organización.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...