11.000 dólares por llamar a un bebé como el Coronel Sanders de Kentucky Fried Chicken

En Estados Unidos, Kentucky Fried Chicken ha puesto en marcha un concurso en el que se premiará con 11.000 dólares al primer bebé que nazca el próximo 9 de septiembre y se llame “Harland”, igual que el Coronel Sanders, fundador de la cadena de comida rápida.

Promoción de KFC para llamar a un bebé Harland

En una nueva campaña de marketing de Kentucky Fried Chicken, se ha propuesto pagar 11.000 dólares por llamar a un bebé como el Coronel Sanders, los padres deberán llamar a su bebé “Harland” y deberá haber nacido el 9 de septiembre, fecha en la que nació en 1890 Harland David Sanders, conocido como Coronel Sanders o Coronel Kentucky, fundador de esta cadena de comida rápida.

Parece ser que Harland es un nombre que con el paso de los años dejó de utilizarse, prácticamente ningún padre estadounidense pone este nombre a su bebé. Por ello, con la idea de recuperar el nombre y, por supuesto, dar promoción a la cadena, KFC ha decidido poner en marcha la mencionada iniciativa.

Lo cierto es que esta acción puede suponer un problema, por eso se advierte que las familias que opten al premio por seguir las dos reglas establecidas, pero que no logren ganar, deberán tener en cuenta que además de haberse quedado sin el premio, los niños llevarán este nombre de por vida, por lo que es conveniente que los padres se lo piensen bien.

Los futuros padres estadounidenses que deseen participar deberán acceder al sitio web de la promoción, para realizar la inscripción y enviar la información (registro del bebé donde aparece el nombre y los datos relativos al nacimiento), como muy tarde, el 9 de octubre. El ganador será aquel bebé que haya nacido antes que el resto de participantes dentro de la fecha establecida.

Sobre la razón de por qué el premio es de 11.000 dólares, se supone que esta cifra rinde tributo a las 11 hierbas y especias que se utilizan en la receta de pollo frito de la cadena. Kentucky Fried Chicken comenta que el premio está destinado a ayudar a los padres a pagar los estudios universitarios, pero lo cierto es que se trata de una cantidad que resultará insuficiente para cuando llegue el momento en el que el hijo inicie la carrera universitaria.

Tanto por el nombre, como por la cuantía del premio, quizá los padres deberían evitar plantearse participar, a no ser que les guste el nombre de Harland, por lo que no vendrán mal esos 11.000 dólares. Lo cierto es que se trata de una promoción lamentable, que manía tienen las empresas en implicar a los bebés en acciones de marketing. Si queréis conocer más detalles de la noticia, podéis hacerlo a través de este artículo publicado en Time.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...