Suplementos de vitamina E para los bebés que nacen con bajo peso

Según los resultados de una investigación llevada a cabo por expertos japoneses, los suplementos de vitamina E podrían mejorar el cociente intelectual de los bebés que nacen con bajo peso o son prematuros.

Vitaminas para recién nacidos

Una investigación realizada por expertos de la Universidad de Osaka y el Colegio Médico de Osaka (Japón), concluye que es beneficioso proporcionar suplementos de vitamina E a los bebés que nacen con bajo peso, ya que se reducen significativamente las probabilidades de que tengan un desarrollo mental deficiente a los 8 años de edad.

En la investigación se analizaron a 259 niños en edad escolar que habían nacido con bajo peso, los niños se dividieron en tres grupos según los suplementos de vitamina E que recibieron cuando eran bebés. El grupo A estaba formado por niños que no recibieron suplementos de la vitamina, el grupo B estaba formado por niños que recibieron el suplemento durante un tiempo igual o inferior a 6 meses. El grupo C estaba formado por niños que recibieron durante más de 6 meses suplementos de vitamina E.

Se recomienda que los bebés con poco peso o que nacen prematuramente reciban suplementos de vitamina E, 5’25 UI (Unidades Internacionales). Al respecto os recomendamos retomar la lectura del post sobre el riesgo de las deficiencias vitamínicas en los bebés prematuros, podréis comprobar que en estos casos la deficiencia de vitamina D y E se incrementa, pudiendo provocar distintos problemas de salud.

Los resultados obtenidos mostraron que los niños que recibieron durante más tiempo los suplementos tuvieron un mayor cociente intelectual que los de los otros dos grupos. Los resultados de la investigación formulan la hipótesis de que el alfa-tocoferol, un antioxidante natural relacionado con los tocoferoles (vitamina E), induce a la eliminación de sinapsis (unión intercelular entre neuronas) durante la infancia temprana, esto podría explicar las mejores puntuaciones que obtuvo el grupo C.

A pesar de que los resultados parecen ser evidentes, los investigadores consideran que es necesario realizar una nueva investigación y centrarse en el alfa-tocoferol y su implicación en el desarrollo cerebral infantil. Los expertos piden cautela y esperar a nuevos resultados, ya que aún quedan muchas preguntas sin respuesta acerca de cómo la vitamina E puede afectar al desarrollo del cerebro durante la infancia.

En varias ocasiones hemos citado en Pequelia estudios que muestran que las deficiencias de determinadas vitaminas en los bebés, provocan que tengan diferentes problemas en la edad adulta. Para intentar reducir este problema es necesario llevar a cabo estrategias para que durante el embarazo se realice una dieta saludable que aporte todos los nutrientes necesarios para el desarrollo del bebé. En el caso de los nacidos con bajo peso o bebés prematuros es importante que reciban los suplementos de vitamina recomendados a fin de prevenir problemas de salud.

Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la revista científica Acta Pediátrica.

Foto  |  Joshua Rappeneker

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...