Razones por las que los niños se chupan el dedo

Descubre por qué los niños se chupan el dedo, y hasta qué edad es normal que lo hagan

Razones por las que los niños se chupan el dedo

La succión es un reflejo que los bebés tienen incluso antes de nacer, que comienza en la semana 13 de gestación. Este gesto no tiene únicamente una función nutritiva, sino que además aporta una gran sensación de seguridad y tranquilidad a los más pequeños. Hay que tener en cuenta que el órgano sensorial más importante en bebés recién nacidos es la boca.

Una de las formas más sencillas de calmar este tipo de succión no nutritiva es utilizando un chupete. No obstante, son muchos que lo rechazan. Como padres, no tenemos por qué alarmarnos porque nuestros hijos se chupen el dedo pulgar ya que es algo totalmente normal. Es más, muchos pediatras insisten en que es un signo de madurez psicomotriz.

¿Entre qué edades se chupan el dedo los bebés?

Por lo general, los más pequeños se chupan el dedo durante el primer año de vida. Una vez cumplidos los 12 meses, en la gran mayoría de casos dejan de hacerlo de forma progresiva. Así, prácticamente el 100% de los niños ya no se chupan el dedo cuando cumplen 24 meses. No obstante, hay otros que continúan con este hábito durante más tiempo. La edad en la que chuparse el dedo deja de ser un reflejo y se convierte en un hábito son los cuatro años.

¿Qué hacer para que nuestros hijos no se chupen los dedos

  • Diálogo: en muchos casos, el diálogo es la herramienta más valiosa. Por supuesto, debemos hablar con nuestros hijos de acuerdo a su edad, con frases sencillas, directas y claras. Debemos hacerlo en un momento en que estén tranquilos.
  • Recompensa: el sistema de recompensas también funciona muy bien. Tenemos que fijar pequeños objetivos semanales que si nuestros hijos consiguen recibirán una recompensa a cambio. Podemos ir aumentando el nivel de exigencia, logrando con ello que los niños se sientan contentos de ser capaces de lograr los objetivos propuestos, favoreciendo con ello su autoestima.
  • Distracción: una de las principales razones por las que los niños se chupan los dedos es que están cansados o aburridos. Así, tenemos que encontrar diferentes formas para que se distraigan. Podemos hacerlo con actividades sencillas pero al mismo tiempo entretenidas: cocinar, leer un cuento, salir a pasear, etc.

Por lo tanto, tenemos que ver como algo normal que nuestros hijos se chupen el dedo cuando lo hacen hasta los dos años de edad. Para ellos les resulta de gran ayuda para sentirse tranquilos y seguros.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...