Los niños pueden volverse adictos a los videojuegos

Los videojuegos es algo con lo que la generación de jovenes adultos que ahora se ha convertido en padres ha crecido, los juegos formaron parte de nuestra infancia y ahora los niños actuales tienen opciones igual de divertidas pero mucho más modernas, el único problema es que al parecer las estadísticas indican que los pequeños de hoy en día pueden estar en serios riesgos de padecer una adicción a los juegos de video.

La información puede generar alarma, se sabe que 7 de cada diez niños con edades menores a los diez años, son propensos a desarrollar una serie de trastornos de conducta negativos, tales como violencia en el comportamiento, disminución en su rendimiento académico, posible abandono de sus estudios y el riesgo de volverse adicto a los juegos en red, según ha indicado Vladimir Estrada, el coordinador de la estrategia de salud mental y cultura de paz de la Dirección Regional de Salud, que indica:

“Si no existe un control oportuno, los juegos en red o videojuegos pueden generar una afición obsesiva en los escolares, a tal punto de estar intranquilos o sentir ansiedad si permanecen varias horas sin acceder a estos juegos, es importante regular el acceso a los servicios de internet porque están en pleno proceso de formación”.

Los juegos de video que se hacen populares en la red y permiten que los niños jueguen en tiempo real a diferentes plataformas en las que inclusive pueden compartir o competir con otros niños, pueden provocar ansiedades y fuertes adicciones que pueden influir de mala forma en los niños deformando su personalidad, llegando incluso a querer faltar a clases para quedarse jugando, robar o mentir a sus padres para tener siempre acceso al ordenador, y dejar de lado sus obligaciones y tareas escolares para aprovechar todo su tiempo para solamente seguir jugando por varias horas.

Los especialistas indican que esta adicción puede derivar en otros comportamientos igual de negativos para niños tan pequeños, como la adicción a la pornografía o el contacto con extraños que pueden resultar sumamente peligrosos. Lo que explican los especialistas es que es completamente necesario que los padres realicen un control sobre las horas que sus niños pasan en Internet, jugando o navegando, ya que lo que suceda a raíz de eso es completamente su responsabilidad:

“Parte del amor con el que deben ser tratados, es importante ejercer control sobre los menores, definiendo reglas y horarios para realizar ciertas actividades”.

Vía | Diario Correo
Foto |  Neeta Lind de Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...