Los niños estadounidenses prefieren la televisión a los videojuegos

Un estudio desarrollado por la consultora PwC concluye que los niños estadounidenses prefieren la televisión a los videojuegos, resultado que contradice los obtenidos en otras investigaciones en las que se concluye que es mayor el consumo de pantallas de dispositivos móviles.

Preferencias de pantallas por los niños

En otras ocasiones hemos hablado del consumo de televisión en los niños europeos, y la tendencia refleja que prefieren los dispositivos digitales, las videoconsolas, los vídeos online… y la televisión va quedando cada vez en una posición más relegada. Merece la pena recordar este estudio desarrollado por Childwise, empresa del Reino Unido especializada en investigación de mercados, concluía que en poco tiempo los niños preferirán YouTube y Netflix dejando a la televisión en un segundo lugar.

Pues bien, a pesar de que los dispositivos móviles se han convertido en uno de los principales atractivos para los niños de muchos países del mundo, según un estudio desarrollado por PwC, una de las mayores empresas profesionales del mundo que ofrece servicios de consultoría, auditoria y asesoramiento legal y fiscal, concluye que los niños estadounidenses prefieren la televisión a los videojuegos o al consumo de vídeo en streaming. Parece que en este caso la tendencia difiere de la observada en otros países o en Europa.

Las conclusiones se han obtenido a partir de una encuesta realizada a 500 niños de entre 8 y 18 años, según los resultados obtenidos, los niños realizan un consumo semanal de 15’5 horas de contenidos en diferentes medios, destaca la televisión con un consumo medio semanal de entre 7 y 8 horas. Un máximo de 7’30 horas se destinan semanalmente a jugar con videojuegos y 7’2 horas de media se destinan a ver vídeos en YouTube, la televisión por cable acapara 7’8 horas semanales.

En el estudio se concluye que un 79% de los niños encuestados ven programas de televisión, un 69% destinan el tiempo a ver películas a través de este medio, y un 68% ven series a través de los canales de la televisión por cable. A todo esto hay que añadir que en todos los segmentos de edad, la mitad de los niños prefieren ver contenidos en streaming en la televisión o en el ordenador, lo que contrasta con otros estudios realizados sobre este tema en los que se concluye que los niños prefieren ver los contenidos a través de dispositivos portátiles como teléfonos inteligentes, tablets, etc.

Según PwC, los adolescentes y los jóvenes son los que empiezan a consumir contenidos a través de los teléfonos inteligentes. Según leemos aquí, la compañía indica que aunque es cierto que la televisión cada vez tiene menos parte en la tarta, los niños siguen consumiendo mucha televisión, pero destinando la mayor parte del tiempo al consumo de contenidos por servicios de suscripción en streaming que no tienen publicidad.

La verdad es que el baile de cifras quizá no termina de convencer, para empezar hay que decir que la muestra del estudio es demasiado pequeña, sólo 500 niños, tampoco se especifica si estos niños pertenecen a familias que tienen una buena, mediana o deprimida economía, condicionante para ver la televisión por cable (de pago), contar con dispositivos móviles, etc. Aunque la televisión siga acaparando atención, son muchos los estudios que muestran que la tendencia es sustituir esta pantalla por otras, por lo que será interesante esperar a que se desarrolle un nuevo estudio con una mayor muestra de niños y teniendo en cuenta todos los estratos sociales, entre otros detalles.

Foto | Axel Bührmann

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...