Las 5 enfermedades más frecuentes de niños en verano

Descubre cuáles son las enfermedades que se dan con mayor frecuencia entre los niños en verano: síntomas y cómo prevenirlas.

Las 5 enfermedades más frecuentes de niños en verano

Ya en pleno verano, esta es una época del año en la que los niños son especialmente propensos a enfermedades. Resulta de especial interés conocer cuáles son las enfermedades que afectan a los más pequeños durante la época estival.

¿Cuáles son las enfermedades que se dan con mayor frecuencia en los niños en verano?

Faringitis

La faringitis es la enfermedad más común de todas entre los más pequeños durante la época estival. Se denomina así a la inflamación de la faringe a causa de una infección vírica o bacteriana. Así, e inflaman la faringe y las amígdalas, dando lugar a una serie de síntomas que resultan muy molestos: dolor de garganta, fiebre y llagas que dificultan la deglución.

Otitis

La otitis se produce en la gran mayoría de los casos en piscinas públicas debido a la mala higiene que tienen muchas de estas. Así, las bacterias que hay presentes en el agua causan la otitis. El síntoma más notorio de este trastorno es un dolor intenso en el oído, que aumenta al tocarlo. Además, el oído afectado segrega pus.

Para reducir en la medida de lo posible que los más pequeños contraigan esta enfermedad, es importante secarles las orejas nada más salid del agua. Además, hay que prestar a los tapones de cera.

Conjuntivitis

La conjuntivitis es otra enfermedad que se produce en verano debido a los productos químicos utilizados para desinfectar el agua de las piscinas. Es una inflamación de la conjuntiva, de ahí, su nombre. Acerca de los síntomas más frecuentes, el ojo rojo es el más notorio de todos. Además, el ojo lagrimea mucho más de lo normal y es especialmente sensible a la luz.

Gastroenteritis

En verano un gran número de gastroenteritis se producen por intoxicación alimentaria, como la salmonella. Una enfermedad causada por la mala conservación de los alimentos debido al calor. En los niños, los síntomas son: vómitos, dolor abdominal, calambres y diarrea. En la gran mayoría de los casos desaparece pasados unos días sin mayor complicación. Lo más importante es hidratar a los más pequeños para que no se deshidraten.

Pie de atleta

El pie de atleta se produce generalmente en las duchas de las piscinas debido a los hongos que hay en ellas. Es por ello que resulta tan importante ducharse siempre con chanclas y secarse muy bien los pies después de la ducha, haciendo especial hincapié en el espacio que queda entre los dedos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...