El 95% de las mujeres estadounidenses no se arrepiente de su aborto

Un estudio estadounidense concluye que el 95% de las mujeres no se arrepiente haber abortado y que como emoción positiva predominante, sintieron alivio al hacerlo.

Aborto en Estados Unidos

Los grupos antiabortistas y algunos expertos han explicado en varias ocasiones, que las mujeres que abortan sufren a largo plazo efectos psicológicos negativos y terminan lamentando la decisión que tomaron de abortar. Sin embargo, un estudio desarrollado por la Universidad de California (Estados Unidos) concluye que el 95% de las mujeres estadounidenses no se arrepiente de su aborto, creen que tomaron la decisión acertada.

En la investigación se realizó una encuesta a 667 mujeres de diferentes etnias, con una edad media de 25 años cuando comenzó el estudio, que habían abortado de forma premeditada en el periodo comprendido entre el año 2008 y 2010 en 30 centros sanitarios repartidos por todo el país. Las mujeres se dividieron en dos grupos, las que abortaron dos semanas antes de cumplir el límite gestacional que permite el aborto, y las que abortaron dentro del primer trimestre del embarazo.

En este trabajo se evaluó el estado emocional de las mujeres desde que se realizó el aborto y hasta que pasaron tres años, durante este periodo se realizaron encuestas telefónicas semestrales para conocer la evolución del estado emocional. Si bien es cierto que más del 50% de las mujeres reconoce que fue una decisión difícil o muy difícil de tomar, hasta el 95% manifestaron no arrepentirse de haber tomado la decisión. Hablando de las emociones positivas, las mujeres informaron que el alivio fue la emoción predominante.

En la comparativa de los dos grupos de mujeres que abortaron los datos fueron similares, además se apunta que a lo largo de los tres años, la confianza en la decisión tomada se mantuvo mayoritariamente (99%) durante las encuestas parciales que se realizaron sobre el estado emocional. Se observó en la investigación que las mujeres que habían planificado el embarazo y que habían decidido posteriormente abortar, teniendo más dificultades para tomar la decisión, tenían menos probabilidades de informar que el abortar había sido una decisión correcta.

Tanto las emociones positivas como las emociones negativas disminuyeron a medida que fue pasando el tiempo, sin diferencia en ninguno de los dos grupos. Hablando de emociones negativas, éstas se asociaron al poco apoyo social por la decisión tomada y a la estigmatización del aborto por parte de la comunidad. El estudio contradice la idea de que el aborto afecta emocionalmente a las mujeres traumatizándolas y también echa por tierra la idea de que cuanto más tarde se realiza el aborto durante el embarazo, mayores son las emociones negativas y perjudiciales para las mujeres.

Los expertos explican que el denominado síndrome post-aborto que describe los problemas de salud en aquellas mujeres que decidieron abortar, es cuestionado con los resultados obtenidos, y creen que han trabajado con un grupo de mujeres relativamente grande que permite afinar los resultados, pero también reconocen un posible sesgo a la hora de seleccionar las mujeres participantes en el estudio. Lo de hacer entrevistas telefónicas no termina de convencernos, por teléfono se puede decir una cosa y en realidad sentir otra, las mujeres deberían haber sido evaluadas por especialistas cara a cara, quizá los resultados habrían sido otros.

Este estudio hay que cogerlo con pinzas, existen varios errores de procedimiento como por ejemplo el citado, por lo que sería interesante realizar un nuevo estudio evitándolos, quizá los resultados no serían tan abrumadores como los que han presentado. Podéis conocer más detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la revista científica Plos One.

Foto | Greensuitcase

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...