Día Mundial contra el Trabajo Infantil 2020

En el marco de la celebración del Día Mundial contra el Trabajo Infantil 2020, la FAO advierte que previsiblemente se incrementará el número de menores que se verán obligados a trabajar debido a la pandemia de COVID-19. Por ello, pide realizar un mayor esfuerzo para frenar esta lacra que impide a los niños y niñas el acceso a la educación, a las expectativas de futuro y a salir del círculo vicioso de la pobreza en el que se encuentran inmersos.

Trabajo infantil en la agricultura

Hoy se celebra el Día Mundial contra el Trabajo Infantil 2020, día instituido por la OIT (Organización Internacional del Trabajo) con la finalidad de denunciar la situación de millones de niños que deben trabajar para poder sobrevivir. La FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) lleva a cabo esta celebración, reivindicando que se intensifiquen los esfuerzos para evitar un aumento del trabajo infantil en la agricultura.

Esta organización apunta que en los últimos años el trabajo infantil en la agricultura ha aumentado, y la razón de ello son los conflictos violentos y los desastres naturales causados por el clima. Este incremento no es únicamente una amenaza al bienestar de millones de niños, también da al traste con todos los esfuerzos realizados para acabar con la malnutrición, el hambre, la pobreza, la falta de educación, etc., pero, además, este año el problema se ha visto agravado debido a la pandemia de COVID-19.

La celebración del Día Mundial contra el Trabajo Infantil se ha centrado en esta ocasión en analizar todas aquellas medidas que puede contribuir a reducir el número de menores que deben trabajar, a través de programas de medios de vida y ayuda alimentaria, protección social, sanidad y educación, con ello se espera que niños y niñas no paguen las consecuencias de la pandemia. Recordemos que el trabajo infantil en la agricultura es un problema mundial que perjudica seriamente a la infancia, daña al sector agrícola, perpetua la pobreza rural, y los menores pierden expectativas de futuro a nivel personal y profesional entre otros problemas a destacar.

La FAO, en colaboración con sus asociados, promueve diferentes iniciativas como parte de sus esfuerzos para garantizar condiciones de empleo decente en los sectores agrícolas. Hay que aclarar que la FAO no dice que los menores no trabajen, ya que considera que deben participar en el sustento de la unidad familiar, pero siempre con límites y realizando labores que sean seguras y que puedan ser compaginadas con la educación, porque es el único modo de poder tener oportunidades de futuro y salir del círculo de pobreza en el que viven.

Hay que apuntar que estas iniciativas se llevan a cabo desde hace años, y a pesar de ello las cifras sobre trabajo infantil siguen aumentando, por lo que quizá, la estrategia que están llevando a cabo la FAO y sus socios no es la correcta o no disponen de los suficientes medios y recursos. Este organismo explica que antes de la pandemia de coronavirus, más del 70% del trabajo infantil del mundo (108 millones de niños y niñas), según la FAO se dedicaban a la agricultura, la ganadería, la pesca, la silvicultura o la acuicultura, con la crisis sanitaria es probable que el problema se agrave aún más.

La FAO destaca el problema del cierre de escuelas, las dificultades económicas a las que se enfrentan las familias a causa de la pandemia, lo que favorece que los menores terminen siendo obligados a trabajar en condiciones perjudiciales, peligrosas e inaceptables. Por ello y con el ánimo de sensibilizar sobre el problema e impulsar el trabajo que se realiza para ponerle freno, la FAO, en colaboración con la Alianza Internacional de Cooperación sobre el Trabajo Infantil en la Agricultura (IPCCLA), organizaron el debate La prevención y reducción del trabajo infantil en la agricultura en tiempos de la COVID-19 y con posterioridad, el debate que podéis ver en el vídeo que aparece a continuación.

Lo cierto es que el problema está lejos de solucionarse, un debate de estas características no servirá de nada, igual que no ha servido de nada que la presidenta de la Comisión Europea prometiera una política comercial de la UE libre de trabajo infantil. Mucho se habla del tema, pero lamentablemente los esfuerzos que se realizan son insuficientes y no existe un férreo compromiso para acabar con esta lacra.

A través de este artículo publicado en la página de la FAO, podréis conocer más detalles sobre esta triste celebración, los objetivos y metas marcadas, datos actualizados sobre el número de menores que trabajan en condiciones de riesgo e insalubres, etc.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...