Campaña de publicidad que sólo pueden ver los niños

Vídeo sobre una campaña de publicidad que sólo pueden ver los niños, campaña que se puso en marcha con motivol de Día Internacional Contra el Maltrato Infantil, en ella un mensaje se dirigía a los adultos y otro a los niños.

Hace unos días se celebró el Día Internacional Contra el Maltrato Infantil, con motivo de esta celebración se puso en marcha una original campaña de publicidad que sólo podían ver los niños. La campaña fue creada por la agencia de publicidad Grey para la Fundación de Ayuda a Niños y Adolescentes en Riesgo (ANAR), una organización sin ánimo de lucro creada hace más de 40 años cuya misión es promover y defender los derechos de niños y adolescentes españoles y latinoamericanos.

En el vídeo podéis ver la imagen de un niño y un mensaje en el que se dice: “A veces el maltrato infantil sólo es visible para el niño que lo sufre”. Para los adultos es la imagen de un niño normal acompañada de un mensaje, pero los niños ven otra cosa, un niño con el labio partido y con moratones por haber sufrido maltrato infantil, en este momento el mensaje adquiere mucha más fuerza. Con esta campaña de publicidad se pretendía hacer llegar el mensaje a los niños incluso aunque estuvieran acompañados de un adulto o de sus “agresores”, sólo ellos podrían verlo.

Los adultos no veían los daños físicos que tenía el niño de la fotografía colocada en el Mupi (Mobiliario Urbano Para Información) o marquesina que se coloca de pie y en el que se exhiben carteles publicitarios, (haciendo un pequeño paréntesis, os recomendamos ver el Mupi 3D de tratamientos de fertilidad). El Mupi está actualizándose y vuelve a adquirir protagonismo en todo tipo de campañas, el anuncio del que estamos hablando ahora es un ejemplo.

El cartel cuya imagen real sólo pueden ver los niños trabaja con un leticular o matriz de lentes cuyo diseño muestra una imagen diferente dependiendo del ángulo desde donde se mire, un ejemplo simple para entender el concepto son las antiguas maquinillas de sacar punta en forma de televisión, cambiando el ángulo veíamos una imagen u otra. Con la impresión lenticular se consiguen diferentes ilusiones, aparecen y desaparecen las imágenes, se puede crear una sensación de profundidad, etc. En este caso se han montado dos imágenes, una dirigida a los adultos y otra dirigida a los niños, la altura es determinante para poder ver la imagen, así, la campaña publicitaria sólo la veían los niños.

La campaña tenía como referencia la estatura media de los niños para poder ocultar la imagen que ellos veían a los adultos, tras un estudio se determinó la zona exacta que debería ser visible para menores de 10 años. Junto al niño maltratado aparece también un mensaje sólo para los niños, “Si alguien te hace daño llámanos y te ayudaremos”, el mensaje se acompañaba del teléfono 11611. Este tipo de campañas deberían estar activas todo el año, quizá así se reduciría el índice de maltrato infantil, todavía hay muchos niños que no saben qué hacer y permanecen en silencio ante los daños físicos o psicológicos que reciben.

Claro, que este tipo de anuncios pueden dar pie a otros cuyo propósito sea puramente comercial, lanzando mensajes sobre productos a los niños, en este sentido ya no nos parece tan buena idea el uso de los Mupis con lenticular.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...