Alimentación de los niños enfermos

La alimentación de los niños enfermos

Cuando nuestro hijo está enfermo es muy habitual encontrarse en la situación de que se niega a comer algo que muchas veces puede llegar a preocupar sobre todo si van varios días en los que apenas conseguimos hacerle probar bocado. Cuando están resfriados, tienen tos, dolor de barriga, estreñimiento o cualquier enfermedad es muy normal que no tengan hambre, aunque ellos sean tan pequeñitos padecen igual que nosotros. Pero la alimentación de los niños enfermos es muy importante por eso aquí os damos las pautas a seguir.

Por eso y a pesar de todo tenemos que conseguir que se alimenten para que no se debiliten más y se recuperen antes, si su enfermedad tiene que ver con resfriados, catarros o dolor de garganta es probable que al tragar le moleste, ofrecerle muchos líquidos es la mejor opción, el agua es muy beneficiosa, pero para que tome algo caliente un caldito o una sopa son fáciles de tragar. Si estamos en verano los zumos son muy buenos ya que así obtenemos los beneficios de la fruta. Sobre todo si tiene fiebre los líquidos no deben faltar para que no se deshidrate, el té de limonada tibia puede calmar la tos y la manzanilla ayuda a expulsar los mocos. En cuanto a sólidos purés de verduras o frutas, cosas blanditas que sean fáciles de comer y de digerir.

Si el niño padece vómitos o diarrea la rehidratación es lo principal, evitar los lácteos o los alimentos muy azucarados ni salados, nada de zumos de manzana, ciruela o pera que sólo aumentarán el problema, el suero oral que venden en las farmacias es lo mejor, el acuarius como bebida también ayuda, si no quiere tomarlas voluntariamente será necesario dárselo mediante una jeringuilla bebido pero es importantísimo que no se deshidrate. En cuanto a los alimentos sólidos para la diarrea el arroz hervido es la mejor solución para reducirla, manzana, plátano maduro, zumo de zanahoria todo esto es bueno en la alimentación de los niños enfermos.

Si por el contrario la enfermedad que padece es el estreñimiento, el pan y el arroz integral, todo lo que contenga fibra es lo más recomendable para superarlo ya que los pequeños lo pasan muy mal. Espinacas, acelgas, guisantes, lentejas, alubias y garbanzos o ciruelas son muy recomendables en estos casos. Los zumos de frutas naturales suelen contener mucha fibra.

Nunca olvidemos que es necesario que coman y es bueno animarles a ello pero nunca hay que obligarle y tampoco tenemos que obsesionarnos si un día no quieren comer, seguro que al día siguiente lo harán nunca hay que obligarles.

Vía| www.guiainfantil.com
Foto| Oleg Kozlov

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...