Adopciones forzosas en Australia

Adopciones ilegales

En Australia se ha pedido disculpas por las adopciones forzosas realizadas durante años, desde 1950 hasta 1980, las madres solteras eran obligadas a dar a sus bebés en adopción, fuera mediante engaños, presiones e incluso amenazas, se les obligaba a firmar unos papeles de renuncia y se les privaba de la posibilidad de cuidar a sus bebés. Así se ha determinado en una investigación oficial de hace 12 años, lo que sorprende es que se haya esperado tanto para pedir perdón.

En las adopciones forzosas de Australia estaban implicadas organizaciones religiosas, hospitales, administraciones y políticos, se calcula que se han realizado un total de 150.000 adopciones en los 30 años. Ahora, tras varias décadas se pide perdón, primero lo hizo ante el Parlamento Estatal, el Gobierno de Australia Occidental en el año 2010, ahora ha sido el Gobierno de Australia del Sur el que ha pedido disculpas. En ambos casos los gobernantes han asegurado ser conscientes de estas prácticas en el pasado y lamentan que muchos ciudadanos australianos no puedan conocer actualmente a sus madres biológicas.

Y eso que España era un supermercado de los bebés, lo de Australia tampoco tiene nombre y menos cuando en las adopciones forzadas han intervenido todo tipo de instituciones. No se puede culpar a los gobernantes de ahora, al menos han dado la cara “por otros” y comprenden el dolor que se ha infringido a miles de madres. De hecho, parece ser que cuando se comunicó públicamente el perdón, muchas mujeres lloraron al escuchar las palabras en el parlamento estatal del presidente Jay Weatherill, de todo ello nos hablan en el artículo de la publicación Adelaide Now.

Claro, que se habla de la década de los 50 a los 80, pero según otras fuentes esta práctica se ha realizado durante más tiempo y se habla incluso de 200.000 adopciones forzadas. No se permitió en ningún momento que hijos o madres tuvieran conocimiento alguno, era una adopción cerrada a cal y canto. Curiosamente cuando se estableció la ley de adopciones en el año 1939, ésta indicaba que salvo en casos de abandono, abuso infantil o negligencia de los padres, las autoridades no tenían ninguna jurisdicción para interferir en la relación padres e hijos, la adopción sólo se consideraba en pro de velar por los intereses de los niños.

¿Qué ocurrió entonces?, parece ser que tras la Segunda Guerra Mundial, se estableció que el ambiente en el que debía nacer un niño era uno de los aspectos fundamentales para garantizar su calidad de vida, debieron pensar que una madre soltera no podría brindárselo a su hijo. A eso hay que sumarle que en la década de los 50, cuando los tratamientos de fertilidad no funcionaban, los especialistas médicos aconsejaban la adopción, estas parejas empezaron a exigir recién nacidos en adopción a los correspondientes Departamentos de Bienestar Infantil, la demanda de adopciones se convirtió en un tema político y todo el conjunto empezó a degradarse.

Se obviaron los derechos de las madres, pesando más una unidad familiar que podía ofrecer una pareja. Los especialistas médicos empezaron a recomendar a las madres solteras que dieran a sus hijos en adopción, lo mismo hicieron algunas instituciones, el argumento era siempre el mismo, el entorno social en el que se va a desarrollar el niño es un aspecto muy importante, algo que facilitará un adecuado desarrollo mental y social. Se llegó a decir que de este modo “se desterrarían los malos genes”, se llegó a crear una medicalización de la adopción. No queremos extendernos, sólo indicar algo que consideramos importante, nunca se llevó a cabo una investigación para determinar la causa por la que la madre renunciaba a su bebé y lo daba en adopción hasta la década de los 80.

Como leemos en la publicación digital de Noticias de Navarra, se ha pedido perdón, pero no creemos que sea algo que reconforte a padres e hijos, no sabemos si se llevará a cabo una nueva investigación para conseguir el máximo número de reencuentros posibles.

Foto | Sanshoot

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...