Acabar con los menús infantiles tradicionales de los restaurantes

Kids Food Reboot es una campaña puesta en marcha en Estados Unidos, que tiene como propósito acabar con los menús infantiles tradicionales de los restaurantes, ese recurso fácil que se brinda a los niños como alternativa al menú, patatas fritas y huevos, macarrones o espaguetis, perritos calientes, nuggets, etc. Se pretende que los restaurantes diseñen menús específicos para los niños, que sean divertidos, originales y que estén elaborados con productos saludables.

Kids Food Reboot

Un grupo de personas de Estados Unidos lleva a cabo una peculiar campaña llamada Kids Food Reboot, tiene como propósito acabar con los menús infantiles tradicionales de los restaurantes. Se pretende que estos establecimientos diseñen menús ricos y saludables, olvidándose del recurso fácil, patatas fritas, huevos, pizza, nuggets de pollo, en muchas ocasiones son productos congelados que se ofrecen como alternativa a los menús de adultos.

Los creadores de la campaña Kids Food Reboot explican que este tipo de comidas preparadas se ofrecen a los niños independientemente del tipo de restaurante que sea, son menús para niños que indignan a los padres, no son tan saludables como debieran. Quizá habría que decir que parte de culpa de esta situación también la tienen los padres, cuando leen el menú y consideran que nada de lo que aparece le va a gustar a su hijo, suelen preguntar si les pueden hacer unas patatas fritas, un perrito caliente o cualquier tipo de comida fácil de comer para los niños.

Pero es cierto que los restaurantes no parecen considerar a los niños como un segmento de consumidores que debe ser atendido. Los padres recurren a esta solución porque en los restaurantes (al menos la mayoría) no se ha trabajado para ofrecer alternativas que sean saludables y puedan gustar a los niños. Esto no ocurre únicamente en Estados Unidos, prácticamente en todos los países industrializados.

Reboot Lynn Fredericks, fundador de la campaña Kids Food Reboot, cree que si se ofrece a los niños la oportunidad de comer verduras y otros alimentos elaborados y adaptados para que sean de su agrado, podrán comer mucho mejor y además tendrán un concepto distinto de lo que es un restaurante. En la campaña participan algunos chefs estadounidenses que han visto con buenos ojos esta idea, adaptan sus menús a los niños, tanto en sabores como en ración.

Las elaboraciones tienen un toque de fantasía, los platos son divertidos porque la comida se presenta como si fueran dibujos de personajes, objetos, juguetes… nos recuerda en cierto modo a los almuerzos infantiles japoneses, verdaderas obras de arte preparadas con alimentos de calidad que invitan a los niños a disfrutar de la comida. Quizá estos grandes chefs se podrían inspirar en los trabajos realizados por muchos padres blogueros, preparan comidas para sus hijos con verduras y alimentos que no suelen gustar y que les conquistan.

Reboot Lynn Fredericks cree firmemente que es posible convencer a los niños para que coman verduras si la propuesta del plato resulta original y atractiva, con ello se podrán dejar a un lado los nuggets, las patatas fritas y otras comidas que son un recurso fácil, monótono y no tan saludable. Ahora se espera que poco a poco crezca el movimiento y se instaure en los restaurantes de categoría.

Ya veremos si esta campaña que hemos conocido en este artículo de Washington Post logra su cometido, recordemos que muchos restaurantes de alta cocina y los comensales que los frecuentan en Estados Unidos, consideran que los niños son una molestia y no deberían acudir a este tipo de establecimientos.

Podéis conocer más detalles de esta original campaña a través de la página oficial de Kids Food Reboot.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...