Transporte y conservación de las vacunas compradas en la farmacia

Hoy queremos compartir las recomendaciones que proporciona el Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría para el transporte y conservación de las vacunas que son adquiridas en las farmacias. Seguir los consejos que proporciona este comité permitirá garantizar la efectividad de las vacunas.

Cómo conservar las vacunas

Como ya os hemos comentado en otras ocasiones, vacunar es la mejor estrategia conocida actualmente para la prevención de enfermedades, hemos hablado de las distintas vacunas recomendadas por los pediatras, de algunos de los posibles efectos secundarios que pueden causar, de la aparición de nuevas vacunas, del calendario de vacunaciones, etc. Pero nos quedaba en el tintero un tema importante, el transporte y conservación de las vacunas compradas en la farmacia.

Para conocer mejor el tema nada mejor que acceder a la página de la AEP (Asociación Española de Pediatría) y concretamente al Comité Asesor de Vacunas. Los expertos nos explican que las vacunas son medicamentos con los que hay que tener un cuidado especial, hay que tener cura de cómo se realiza el transporte y cómo se lleva a cabo la conservación hasta el momento en el que sean administradas.

Una manipulación inadecuada de las vacunas, sea la pérdida de la cadena de frío, la exposición a la luz, etc., puede provocar que se reduzca su eficacia, no inmunizando correctamente a los niños. Con las vacunas gratuitas que se administran en los ambulatorios y centros hospitalarios no hay ningún problema, ya que se conservan perfectamente hasta el momento en el que se deben inyectar, pero sí puede existir riesgo de deterioro con las vacunas que han de ser financiadas por los padres y que deben adquirir en las farmacias y llevarlas al ambulatorio para que sean administradas a los niños por el personal sanitario. En este caso, el Comité Asesor de Vacunas nos proporciona las siguientes recomendaciones:

Lo ideal es que se adquiera la vacuna de camino al centro de vacunaciones, justo antes de la cita para vacunar al niño, esto no es algo complicado, basta con llamar a la farmacia y encargarla adaptando la recogida al día y hora de vacunación. Es muy importante adquirir únicamente la vacuna que se va a administrar, como sabemos, algunas vacunas requieren dos y tres dosis, en ningún caso hay que adquirir las dosis restantes y guardarlas en casa.

En el caso de que por algún motivo no se pueda proceder de este modo, hay que adoptar una serie de medidas. A la hora del transporte, y siempre contando que se puede tardar más de una hora en llegar a casa, será necesario utilizar una pequeña nevera isotérmica con un acumulador de frío de modo que la vacuna no lo toque y esté aislada recibiendo únicamente el frío. Si la vacuna entra en contacto con el acumulador, existe el riesgo de que se pueda congelar, lo que la haría ineficaz.

Una vez en casa, lo primero que hay que hacer es guardar la vacuna en la nevera, los expertos comentan que olvidarse de la vacuna conlleva su calentamiento, lo que haría perder su efectividad. La temperatura de la nevera deberá situarse entre los 2 y 8 grados centígrados, la vacuna deberá colocarse en un estante central, evitando su colocación en las puertas. Cuando llegue el momento de llevarla al centro médico, el transporte se realizará del modo antes indicado si se tarda más de una hora en llegar, si el tiempo es inferior se podrá llevar en una bolsa corriente.

La vacuna se proporciona en una caja que la protege de la luz y así se ha de mantener hasta el momento en el que se administre, la razón es que algunas vacunas se deterioran con la luz. El Comité Asesor de Vacunas nos habla de la importancia de supervisar la fecha de caducidad, es algo que quizá no miramos porque adquirimos la vacuna en la farmacia y se administra con bastante rapidez. Damos por hecho que por acabar de comprarla en la farmacia, la caducidad no es un problema, pero los errores ocurren, por lo que no está de más asegurarse de que el medicamento se encuentra dentro del periodo de vigencia.

Merece la pena tener en cuesta esta información a fin de garantizar que la vacuna que se administre al niño cuenta con todas las garantías para ser efectiva. Podéis conocer más detalles sobre el tema a través de la página oficial del Comité Asesor de Vacunas de la AEP.

Foto | Andrés Rueda

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...