¿Qué es la ictericia?

La ictericia es una enfermedad que provoca que la piel, los ojos y las mucosas se vuelvan de color amarillo. Esto es porque hay un nivel elevado de bilirrubina en la sangre que el hígado no es capaz de procesar y eliminar, ya que el hígado del bebé al nacer no suele estar lo suficientemente maduro para esta tarea. El pediatra se encargará de recomendar a los padres qué deben hacer, pero generalmente se intenta aumentar las tomas de leche para mantenerlos hidratados y recibir una horas extra de luz solar para descomponer más rápidamente la bilirrubina.

Muchos bebés padecen ictericia en sus primeros días de vida. La ictericia propiamente dicha consiste en que la piel, los ojos y la boca se vuelven de color amarillo. Esto es porque se produce una concentración muy alta de bilirrubina en la sangre. La bilirrubina es un pigmento biliar de color amarillo que se forma cuando el organismo descompone los glóbulos rojos viejos. El hígado es el responsable de procesarla y para eliminarla la envía a los riñones y los intestinos.

La fototerapia de luz azul se utiliza para descomponer antes la bilirrubina.

Mientras el bebé ha estado dentro de la mamá, la placenta ha sido la encargada de enviar al hígado de la madre la bilirrubina producida por el bebe, pero cuando nacen es su propio hígado el que tiene que ocuparse de eliminar este pigmento biliar. Como el proceso en los bebés recién nacidos es mucho más lento, se producen niveles anormales de bilirrubina y por eso suelen ponerse amarillos.

El tratamiento que suelen recibir los bebés cuando se trata de una ictericia con niveles bajos de bilirrubina suele ser sencillo. De entrada es importante mantener hidratado al bebé, con tomas frecuentes de leche materna que además favorecerán la eliminación de la bilirrubina por las heces. Generalmente se suele recomendar poner al bebé durante un tiempo que especifica el pediatra cerca de una ventana para que la luz solar acelere la eliminación de este pigmento amarillo.

Si los niveles son altos pero no exceden demasiado es posible que le coloquen al bebé bajo una luz especial, cubriéndole los ojos, durante uno o dos días. Es importante mantener al bebé muy hidratado y controlado por el pediatra. Si los valores de bilirrubina en sangre son demasiado altos, posiblemente haya que tener al bebé en una incubadora especial donde le tendrán durante unos días con un tratamiento de luz, llamado fototerapia. Este tratamiento ayuda a descomponer más rápidamente la bilirrubina.

La ictericia en sí no tiene por qué ser un problema grave siempre y cuando los niveles de bilirrubina no sobrepasen unos valores determinados. Muchos bebés pasan por esta enfermedad y se curan prácticamente sin necesidad de intervenir, pero debe ser un pediatra el que recomiende un tratamiento y una vigilancia de la evolución de la enfermedad.

En Perú han inventado un “equipo de fototerapia de luz azul” que se puede llevar en el portabebés y está ideado para curar la ictericia. La doble ventaja de este invento es que la madre o el padre le dan el calor necesario a su hijo, ya que lo llevan a cuestas y se refuerza el vínculo padre/madre – hijo. Además, a la vez que recibe el calor de los papás está recibiendo el tratamiento de luz necesario para que cure antes la ictericia.

Foto por schrierc en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...