Qué deben saber los padres sobre la infección por coronavirus en niños y niñas

Ampliando un poco más la información que hemos dado anteriormente, hoy hablamos sobre qué deben saber los padres sobre la infección por coronavirus en niños y niñas.  ¿Cuál es la incidencia del Covid-19 en la infancia?, ¿qué síntomas presentan los niños?, ¿qué normas de prevención se deben aplicar?

Covid-19 e infancia

Como sabemos, aunque la incidencia del coronavirus (Covid-19) es menor en los más pequeños, se producen algunos casos y es necesario conocer cuáles son los síntomas y qué debemos hacer como padres para prevenir la transmisión de la enfermedad. Según la AEP (Asociación Española de Pediatría), hasta la fecha, sólo el 2% de las infecciones se producen en los niños y niñas y afortunadamente, en prácticamente todos los casos la enfermedad se cura sin mayores complicaciones.

Como ya hemos comentado anteriormente, se desconocen las razones concretas por las que la población infantil es la menos afectada por la enfermedad, pero hay que tener en cuenta que del Covid-19 no se sabe mucho, ya que se trata de un nuevo virus que ha pasado de los animales a los seres humanos hace apenas unos meses. En la virulencia de la infección influyen varios factores, la edad, la situación del sistema inmunitario, sufrir patologías previas, el grado de carga vírica recibida, etc.

Esto sorprende, sobre todo sabiendo que los bebés tienen un sistema inmunitario en pleno desarrollo y no es tan eficaz como el de una persona más mayor, si embargo, el virus no les afecta como se esperaría. Se cree que esto es debido a la inmunidad innata, que comprende las células y los mecanismos que defienden al ser vivo de la infección por otros organismos, de una forma no específica y que es mucho más eficaz en los menores.

Existen muy pocos casos de bebés, niños y niñas diagnosticados por Covid-19, y no sólo en España, este es un dato que se repite en todos los países donde el coronavirus está presente, los menores sufren un cuadro de mocos, tos y fiebre que hacen pensar en un resfriado o una gripe, no produciéndose un caso de neumonía como les ocurre a los adultos. Sin embargo, se plantea si el nivel de transmisión de los menores es el mismo que en el de los adultos, ya que se esperaría que liberasen menos virus que los adultos por actuar como portadores sanos.

Infección por coronavirus en los niños

Dado que parece evidente que en los menores no existe una gran capacidad de transmisión (al menos no se ha demostrado), y que no padecen cuadros graves de la infección, algunos expertos se plantean preguntas como si son efectivas las medidas que se han tomado en España para la contención, pregunta que de momento no tiene respuesta, o sí, ya que estas medidas de confinamiento y otras más drásticas se tomaron para toda la población en China y han surtido efecto. En principio, el cierre de colegios y no salir a la calle deberían ser medidas efectivas, hay que pensar que aunque no sufran las mismas consecuencias, los padres (que son los que los llevan al colegio) si se exponen con mayor riesgo.

A la hora de plantear la pregunta qué deben saber los padres sobre la infección por coronavirus en niños y niñas, en lo primero que hay que pensar es en la prevención de la infección. Un contagio se produce cuando una persona sana entra en contacto con quien tiene el virus, o a través de un contacto indirecto como tocar objetos que ha tocado una persona con el virus, de ahí que sea tan importante el lavado de manos frecuente, el uso de pañuelos desechables, toser sobre el brazo con el codo flexionado, etc., de todo ello hablábamos aquí. En el caso de que un menor tenga fiebre, tos, dolor de garganta, o haya estado en contacto con una persona afectada, es interesante llamar a los teléfonos recomendados por las autoridades sanitarias, para que se valore si es necesario realizar un test para la detección del virus.

Desde los organismos de salud se envía un mensaje tranquilizador para todos los padres, el virus afecta de forma leve a la población pediátrica y no corre peligro, hay pocos casos de menores afectados y éstos evolucionan de forma favorable. En este sentido hay que recordar que, dado que el virus afecta de forma severa a las personas mayores, hay que evitar que los niños y niñas entren en contacto con sus abuelos por los riesgos de contagio que conlleva. La preocupación se daría en los menores que se encuentran en tratamiento inmunosupresor, en este caso se recomienda seguir las mismas normas de prevención y que sigan recibiendo su tratamiento, pero si se contagian, los expertos consideran que el tratamiento podría ser un factor de riesgo para la aparición de complicaciones, lo que obligaría a una estrecha vigilancia por parte de padres y personal sanitario.

Se trata de un virus nuevo del que se sabe poco, hay muchas preguntas que por el momento no tienen respuesta, por eso existe una especial inquietud a la hora de hablar de los menores, pero como hemos comentado, las evidencias muestran que afecta en menor grado a los más pequeños y el número de casos diagnosticados es bastante reducido. De momento y hasta nuevas noticias, es necesario seguir las recomendaciones y normas de prevención proporcionadas por las agencias sanitarias. Se recomienda que los niños y niñas reciban una nutrición de calidad y que sigan un estilo de vida saludable, dos factores que permitirán que tengan un sistema inmunitario a pleno rendimiento. Estaremos atentos a nuevas noticias que traten del Covid-19 en relación a la infancia.

A través de la AEP podréis conocer más detalles sobre el coronavirus, las medidas preventivas, el grado de incidencia entre los más pequeños, etc.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...