Productos de limpieza y riesgos de intoxicación en los niños

A pesar de que ya se ha advertido que es necesario que los productos de limpieza no se parezcan a golosinas y se presenten con colores brillantes y llamativos, para evitar riesgos de intoxicación en los niños, algunos fabricantes siguen ofreciendo las cápsulas para lavavajillas y lavadoras con un aspecto que lamentablemente resulta muy tentador para los niños más pequeños.

capsula

A pesar de que en el Real Decreto 770/1999 por el que se aprobó la Reglamentación técnico-sanitaria para la elaboración, circulación y comercio de detergentes y limpiadores, y en el que no se permite la comercialización de productos de limpieza que tengan forma, olor, color, aspecto, presentación, etiquetado, volumen o tamaño que pueda confundir a los niños haciéndoles creer que son productos alimenticios y se los puedan llevar a la boca, los chupen o los ingieran, la industria del sector sigue ofreciendo productos que no se ajustan a esta reglamentación.

Los productos de limpieza son una de las causas frecuentes en los accidentes infantiles por intoxicación o envenenamiento en el hogar, en muchos casos los productos de limpieza no son atractivos visualmente, no se parecen a golosinas o a un producto comestible, pero se producen accidentes debido a la curiosidad de los niños y el despiste de los padres de dejar estos productos a merced de los pequeños.

El riesgo se incrementa significativamente si hablamos de las cápsulas de detergente líquido que perfectamente podrían hacer creer a los niños que se trata de una golosina o de algo con lo que jugar, sea por su aspecto, tamaño, colores llamativos, etc.

Encontramos cápsulas para lavadoras y lavavajillas cuyo diseño es difícil que pase inadvertido para los niños, llegando a hacerles creer que se trata de una golosina o un juguete, estos productos contienen una serie de sustancias concentradas que son altamente tóxicas. Si los niños se llevan a la boca una de estas cápsulas, es fácil que se rompan al morder o al entrar en contacto con la saliva vertiendo parte de su contenido en la boca, a esto hay que añadir que existe riesgo de atragantamiento debido a su tamaño.

Según explican aquí, las consecuencias del derrame del contenido son varias, puede provocar una irritación de las mucosas, lesiones internas como por ejemplo quemaduras, lesiones pulmonares graves, y en algunos casos un coma e incluso la muerte. Por esta razón es muy importante tener presente que estos productos de uso cotidiano son altamente peligrosos para los niños y siempre deben estar fuera de su alcance.

En el caso de estas cápsulas llamativas que parecen golosinas, aunque el etiquetado del envase recomienda que se mantengan fuera del alcance de los niños, como ocurre con el resto de productos tóxicos, basta que un niño vea la cápsula para que la quiera tener y antes o después podría lograr su objetivo si se produce un descuido.

Quizá el riesgo de intoxicación por un producto de limpieza siempre exista, pero se puede reducir el deseo y la curiosidad de los niños, basta con no presentar estos productos con colores atractivos y brillantes, no son golosinas y no se deben parecer a ellas. Esto lo saben los fabricantes, con la advertencia de los envases “mantener fuera del alcance de los niños” pasan la pelota a los padres, como ya hemos comentado la ley es clara y estos productos no deben emular a golosinas o productos alimenticios, por tanto, es necesario cambiar el diseño para así reducir el riesgo de intoxicación o envenenamiento infantil.

Foto | cápsula vía Shutterstock

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...