Objetos domésticos que ponen peligro la vida de los bebés

Los siguientes objetos caseros pueden ser peligrosos para el bienestar de tu bebé.

Elementos peligrosos para la salud de tu bebé

Si en nuestra familia tenemos algún bebé, es necesario modificar nuestro hogar de forma adecuada para evitar que se produzca algún accidente que perjudique al más pequeño de la casa.

Cuando pensamos en esta modificación, lo primero que recordamos son todos los objetos de vidrio, objetos diminutos o puntiagudos, comunes en nuestro hogar.

Planificar la ubicación de ellos es necesario para la seguridad del pequeño. Sin embargo, hay otras consideraciones que debemos tomar en cuenta para garantizar un mayor resguardo.

Para empezar, las tomas de corriente deben tener algún tipo de protector que les impida introducir los dedos dentro. Lo ideal es adquirir alguno de plástico.

Colocar antideslizantes bajo nuestra alfombra es otra solución, esto evitará que el bebé se resbale y golpee alguna parte de su cuerpo. También es necesario cubrir las esquinas de las mesas de vidrio con algún material acolchado.

Consideraciones generales

Otros de los elementos domésticos más comunes, y que son riesgosos para la vida e integridad de nuestros bebés, son los objetos bandos.

Aunque esto parezca inaceptable, el caso es que ellos son los primeros causantes de asfixias en los bebés y niños pequeños. Entre estos objetos tenemos a las cobijas gruesas, peluches, almohadas o cojines en exceso y de gran tamaño.

La mayoría de las asfixias ocurren durante el sueño de los bebés. Por ello es necesario chequear constantemente que todo se encuentre en orden, y evitar el uso excesivo de todos estos accesorios.

La primera causa de muerte de los bebés menores a un año es la asfixia involuntaria.

Hay que evitar acorralar a los bebés con este tipo de objetos blandos, debido a que, durante el sueño, existe la posibilidad que realice un pequeño movimiento, causando que quede atrapado  y se produzca la asfixia.

Recomendaciones

Lo ideal es contar con los objetos domésticos especiales para los bebés recién nacidos. Si tenemos a uno en casa, debemos optar por objetos blandos que no perjudiquen su salud e integridad.

Para ello, los objetos blandos tienen que ser los adecuados. Las cobijas o mantas no deben ser gruesas, las almohadas o cojines que se encuentren en el corral, tendrán que tener un tamaño pequeño.

Evita acorralar al bebé entre estos objetos mientras toma una siesta. Y, sobre todo, deja que duerma en su corral. La gran mayoría de los casos de muerte en los pequeños ocurre en la cama.

La superposición entre alguna persona y el niño incrementa la posibilidad de asfixia. Evita que el bebé duerma acompañado por muchas horas, y en caso de, es necesario vigilar que todo se encuentre bien.  

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...