Nuevo exoesqueleto que ayuda a caminar a niños con parálisis cerebral

El CSIC ha presentado el CPWalker, una plataforma robótica o exoesqueleto que tiene el cometido de ayudar a caminar a niños con parálisis cerebral mediante la aplicación de terapias de rehabilitación de carácter global, donde están implicados el sistema musculoesquelético y el sistema nervioso central y periférico.

CPWalker

Investigadores del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) han desarrollado un nuevo exoesqueleto que ayuda a caminar a niños con parálisis cerebral, se trata de una plataforma robótica denominada CPWalker, que actúa como un exoesqueleto y también como un andador, los expertos comentan que es un instrumento de terapia activa que facilita la corrección de la postura durante la marcha.

A diferencia de otras tecnologías de rehabilitación, CPWalker es mucho más versátil y configurable, ya que el terapeuta puede seleccionar a través de una interfaz, diferentes modos de control personalizados por articulación, logrando de este modo una completa adaptación a las necesidades de cada paciente. A esto hay que sumar que el personal sanitario tiene acceso y control al peso que soporta cada paciente en los ejercicios de desplazamiento real en el entorno de la rehabilitación.

Los investigadores explican que la parálisis cerebral afecta principalmente a las estructuras cerebrales, lo que sugiere que en la rehabilitación física deben estar implicados el sistema nervioso periférico y el central. La terapia, en principio, es más efectiva en niños que en adultos, ya que los niños tienen una plasticidad cerebral, por lo que mejorarán sus patrones motores. El funcionamiento de la plataforma se basa en la actividad cerebral de los pacientes, mediante un casco con sensores, el propio paciente ordena al exoesqueleto iniciar la marcha, esto permite que el sistema musculoesquelético y el sistema nervioso central y periférico trabajen de forma sincronizada.

Recordemos que el CSIC ya ha realizado anteriormente trabajos con exoesqueletos con fines concretos como, por ejemplo, para ayudar a mantenerse de pie y a caminar a los niños que padecen atrofia muscular espinal del tipo 2. Con este sistema robótico, no sólo se conseguía que los niños caminaran, también mejoraba su estado de ánimo y la esperanza de vida gracias a la movilidad, de ello hablábamos en este post.

Los expertos aseguran que la nueva plataforma facilita la aplicación de terapias de rehabilitación de carácter global donde se implican distintas partes del cuerpo, tal y como ocurre en la marcha de una persona sana. Estas terapias se basan en un entrenamiento específico, repetitivo e intensivo, que induce plasticidad neuronal y una reorganización cortical del daño cerebral.

Ahora se llevará a cabo una evaluación clínica en la que van a participar 120 niños, con ella se espera entender las ventajas que esta tecnología ofrece en la mejora de la marcha de los niños. Por ello, ya se están construyendo nuevos prototipos en el Rehabilitation Institute of Chicago, en Colombia y en Brasil. Como ya hemos comentado en otras ocasiones, la ciencia y la tecnología avanzan sin descanso contribuyendo a mejorar la calidad de vida de muchos niños, se trata de soluciones temporales que son una gran ayuda hasta que, por fin, se logre dar con el remedio para tratar el problema.

Podéis conocer todos los detalles de la plataforma robótica o exoesqueleto CPWalker a través de la página oficial del CSIC.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...