¡Mamá, me ha picado una medusa! 5 pasos a seguir. Infografía

Infografía con información sobre cómo reaccionar ante una picadura de medusa, imprescindible si vais en familia a la playa este verano. La infografía lleva por título ‘¡Mamá, me ha picado una medusa! 5 pasos a seguir’

Infografía

Hoy hemos visto en Twitter una infografía que nos parece interesante por la información que ofrece, es muy clara y concisa, fácil de comprender para los niños y para los padres al tratar un problema que va asociado al verano y a la playa en particular, hablamos de las medusas. La infografía lleva por título ¡Mamá, me ha picado una medusa! 5 pasos a seguir, podéis verla completa bajo estas líneas.

En Pequelia ya os hemos hablado sobre cómo prevenir y cómo tratar una picadura de medusa, podéis recordarlo aquí. Tened en cuenta que para los niños menos temerosos, ver una medusa despierta su curiosidad y no saben con qué facilidad se pueden ver afectados por el contacto con sus tentáculos.

Los tentáculos de las medusas están recubiertos de células urticantes o nematocistos, los utilizan para capturar a sus presas y como defensa. Cuando los nematocistos entran en contacto con la presa, o en este caso, con la piel del niño, inyectan el veneno, provocando dolor y una sensación de escozor intensa. Cada persona puede reaccionar distinto a una picadura de medusa, los síntomas pueden ser desde el mencionado dolor, picor, escozor… hasta una intoxicación generalizada, con problemas para respirar, vómitos, calambres…

Volviendo a la infografía mencionada al inicio, que ha sido diseñada por @lovenursingmery con la información ofrecida por la pediatra Lucía Galán, podéis verla completa bajo estas líneas. Ya veréis que es muy clara, pero, de todas formas, os transcribimos los cinco puntos o cinco recomendaciones que tenemos que conocer como padres y que debemos transmitir a los niños.

5 pasos a seguir

1 – Nunca echar agua dulce, ni amoniaco, se liberará más sustancia urticante, siempre hay que echar agua salada.

2 – Quitar los restos de tentáculos de la piel con unas pinzas o algo de plástico, como una tarjeta, no quitarlos nunca con las manos para evitar que sigan lanzando dardos.

3 – Nunca rascar la lesión, ni con las manos, ni con una toalla o arena. Lavar con agua marina sin frotar.

4 – No tocar una medusa aunque esté muerta en la orilla, pues puede liberar la sustancia urticante y pueden producir las mismas lesiones.

5 – Cuidado con los alérgicos, podrían reaccionar de una forma más intensa. Acudir al pediatra para que indique el tratamiento adecuado.

Como os comentamos en su momento, lo mejor es evitar la picadura de una medusa y si para ello hay que impedir el baño en la playa a los niños si hay medusas, pues se hace, si se les explica de un modo que puedan comprender a qué problema se enfrentan, no dudarán en quedarse en la arena a jugar.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...