Los niños no se resfrían por ir descalzos en casa o salir sin abrigo al recreo

Los niños no se resfrían por ir descalzos en casa o salir sin abrigo al recreo, donde están precisamente corriendo y jugando, con lo que elevan su temperatura y no tienen frío. Tampoco se resfrían por salir de la ducha con el pelo mojado y no secárselo o porque se destape por la noche mientras duerme. La pediatra Lucía Galán explica algunos mitos y verdades relacionadas con el frío y los niños.

Resfriados y catarros

Todos hemos escuchado alguna vez, e incluso muchos lo habremos dicho, que si los niños no se abrigan bien cuando hace frío, que si van descalzos por la casa, que si después de sudar les da el aire, que si se quedan con el pelo mojado después del baño… se van a resfriar. Si bien es cierto que con el frío se dan más catarros, hay muchos mitos sobre cuáles son las razones, y la pediatra Lucía Galán, autora de los libros ‘Lo mejor de nuestras vidas’ y ‘Eres una madre maravillosa’ ha escrito un artículo que queremos compartir con vosotros.

Con el título ‘Verdades y mentiras en torno al frío y los niños’, nos ilustra con algunas frases populares y nos cuenta hasta qué punto es verdad o es un mito, pues la mayoría son creencias que hemos heredado de nuestros mayores pero que no tienen ninguna evidencia científica que los avale. Seguro que a más de uno os vendrá algún recuerdo o imágenes de la infancia de cuando os decían:

‘No vayas descalzo que te vas a resfriar’, ‘ha salido al recreo sin el abrigo y se ha resfriado’, ‘no dejes la puerta abierta que hay corriente de aire y se va a poner malo’, ‘sécale el pelo que si no se va a resfriar’… y así podríamos citar un sinfín de creencias populares. La pediatra Lucía Galán argumenta en el artículo que ha publicado en su web qué hay de cierto o de falso en todo esto.

Para empezar, si relacionamos el frío con que los niños (y los adultos) se resfríen, hay que tener claro que no se debe a que se haya quedado con el pelo mojado, a que haya caminado descalzo por casa o a que haya salido a la calle un momento sin su abrigo. Lo que sucede es que aumentan las infecciones respiratorias porque las bajas temperaturas hacen que proliferen determinados virus catarrales, esta proliferación hace que haya más contagios, al haber más personas contagiadas los virus circulan más. Además, factores como estar más tiempo en sitios cerrados con otras personas facilita la propagación de los virus.

La pediatra quiere que los padres entiendan que los virus no entran por los pies cuando el niño va descalzo, ni por un momento que esté sin chaqueta en la calle, ni por destaparse por la noche cuando duerme (estando la habitación a una temperatura adecuada para la noche), ni por pasar un poco de frío por tener el pelo mojado.

Las infecciones respiratorias, los resfriados comunes, las gripes, los catarros… se transmiten de persona a persona, a través de las de la saliva inapreciable que desprendemos al hablar… los niños se resfrían por estar en contacto con niños que ya están resfriados, por eso, a menudo empiezan el otoño con un resfriado y van encadenando uno con otro hasta que llega la primavera.

Lucía Galán hace hincapié en la necesidad de educar a los niños con unos buenos hábitos de higiene que puedan disminuir el riesgo de caer enfermos, lo principal es mantener una buena higiene de manos, también es importante usar pañuelos de papel desechables y cuando tosan, que no se pongan la mano en la boca, es mejor que lo hagan en el brazo, en el codo…

También explica cómo deben vestir los niños en invierno, indicando que es preferible ponerle varias prendas finas que una sola muy gruesa. Además, conviene ponerles un gorro, guantees y un buen calzado para mantener el calor corporal. Los padres también deben tener en cuenta que los niños tienen la misma temperatura corporal que los adultos, pero los pequeños se mueven mucho más y es fácil que tengan más calor que los mayores.

La pediatra también aborda otros temas, como si el zumo de naranja o los multivitamínicos ayudan a evitar los catarros, habla sobre las vacunas y sobre los antibióticos, os recomendamos que accedáis a su web a través de este enlace para ampliar esta información.

Foto | Nathan

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...