¿Los antidepresivos durante el embarazo incrementan el riesgo de asma en los bebés?

Un estudio desarrollado en Dinamarca tenía como objetivo aclarar si los antidepresivos para tratar la depresión durante el embarazo, incrementaban el riesgo de que los bebés sufrieran asma. Según los resultados, los fármacos no incrementan dicho riesgo.

Riesgos de asma infantil

Se han realizado varios estudios sobre el uso de antidepresivos durante el embarazo, algunos estudios apuntaban que no existían riesgos para el futuro bebé, otros han concluido que estos fármacos pueden afectar al desarrollo del bebé o incrementar el riesgo de aborto, el caso es que encontramos estudios a favor y en contra. Hoy conocemos uno desarrollado por expertos de la Universidad de Aarhus (Dinamarca), en el que se ha intentado aclarar si los antidepresivos durante el embarazo incrementan el riesgo de asma en los bebés.

Anteriormente se han realizado estudios que muestran la asociación entre la depresión de la madre con el asma de los niños, por lo que es necesario tratar la depresión durante el embarazo para reducir este riesgo, pero, ¿eliminan los antidepresivos el problema? En esta investigación los expertos analizaron los datos de madres que habían sido diagnosticadas con depresión o que tomaron antidepresivos para tratarla un año antes de la concepción o durante el embarazo, en un periodo comprendido entre el año 1997 y el año 2007.

De los 733.685 niños nacidos en ese periodo, 21.371 nacieron de madres que tenían depresión prenatal, de este grupo 8.895 niños habían nacido de madres que trataron la depresión con antidepresivos durante el embarazo. Las madres de los 12.476 bebés restantes no tomaron ningún fármaco para tratar la depresión. Un total de 84.683 niños fueron diagnosticados con asma, la depresión materna durante la gestación se asoció a un incremento del 25% del riesgo de que los bebés sufrieran asma, el mismo incremento se constató en las madres que tomaron antidepresivos durante el embarazo, en comparación con los niños que nacieron de madres que no habían sufrido depresión. Como dato adicional, los expertos apuntan que también analizaron si las parejas de estas madres habían sufrido depresión y al parecer, también se experimentó un incremento del riesgo de que los bebés sufrieran asma.

Hilando más fino, cuando el análisis se centró únicamente en los niños nacidos de madres que sufrían depresión, el uso de los antidepresivos durante la gestación no incrementó el riesgo de que los bebés tuvieran asma, salvo en el caso de haberse tratado con antidepresivos con una formulación antigua. Para los investigadores este hallazgo podría reflejar la confusión por la gravedad de depresión materna. Según las conclusiones finales, la depresión de las madres sí aumenta el riesgo de asma en los niños, pero el uso de antidepresivos no lo incrementa salvo la comentada excepción. Evidentemente la medicina ha avanzado y las nuevas formulaciones son más efectivas para el tratamiento de la madre y no afectan al desarrollo de los bebés.

Los autores del estudio explican que las mujeres con depresión que no son tratadas durante el embarazo tienen más problemas (depresión postparto) que las que son tratadas con antidepresivos. Se considera que se ha subestimado el riesgo del uso de estos fármacos durante el embarazo. De todos modos, en este estudio estadístico los expertos no explican si han tenido en cuenta otros factores ambientales que podrían haber incrementado el riesgo de asma.

Hay que añadir que explican que los resultados pueden estar sesgados, ya que se desconoce si los medicamentos prescritos fueron tomados por las madres o los evitaron. También es posible que algunas madres hospitalizadas estuvieran recibiendo antidepresivos sin haber dado constancia de ello en el registro hospitalario (esto es algo raro). En definitiva, plantean varias dudas más y en nuestra opinión el estudio no responde a la pregunta sobre la relación entre los antidepresivos en el embarazo y el asma infantil. El único dato esclarecedor es el apuntado anteriormente, en madres con depresión los antidepresivos no incrementan el riesgo de asma en los niños. Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo de la revista medico científica Pediatrics.

Foto | Neticola

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...