Las leches de crecimiento,¿son necesarias?

Según la Agencia de Seguridad Alimentaria de la Unión Europea las leches de crecimiento no son necesarias para aportar las carencias nutricionales, en cambio si es beneficiosa una dieta equilibrada.

Las leches de crecimiento

Según la Agencia de Seguridad Alimentaria de la Unión Europea las leches de crecimiento no son necesarias en todos los casos o como norma general, ya que con una dieta equilibrada se pueden dar todos lo nutrientes necesarios para los niños de entre 1 a 3 años, que es cuando se suelen introducir estas leches. Este no es un tema que haya surgido ahora mismo, ya que los especialistas de los niños llevan tiempo reclamando una regulación para tantos productos que salen al mercado cada año y que van dirigidos a los más pequeños de la casa.

En el caso de las leches de crecimiento, un producto muy popular infantil, se puede extraer de un estudio realizado por científicos expertos, que no aportan ese valor nutritivo del que tanto se espera y que lo que de verdad importa para conseguir ese valor añadido durante la primera infancia es una dieta equilibrada. El caso es que las leches de crecimiento es un sector muy dispar, ya que existen leches de crecimiento ricas en carbohidratos, otras en vitaminas y minerales, otras en ácido omega 3, etc. Por ello, los especialistas que recomiendan algún tipo de leche de crecimiento lo hacen de forma única, es decir de forma individualizada y para cubrir unas carencias especídicas.

Aunque es evidente que la principal pregunta que se harán los padres es si realmente son necesarias o no, teniendo en cuenta estos nuevos estudios e indicaciones de la Unión Europea. Al parecer, la EFSA, que es el organismo que ha hecho el estudio ha detectado que: ‘la ingesta diaria de calorías proteínas, sal, potasio, calcio, fósforo y vitaminas es la adecuada‘ y que las carencias se detectan de forma general. Por ello, la opinión de estos expertos es que: ‘La administración de preparados lácteos puede ser una vía para aumentar la ingesta de estos nutrientes. Pero hay otras alternativas eficientes, como la leche de vaca enriquecida, los cereales enriquecidos y el consumo regular de carne y pescado, para alcanzar el aporte que los niños necesitan a esas edades‘.

Lo importante de este estudio es que es la primera vez que se emite un estudio riguroso y científico para saber cuáles son las carencias nutricionales y que necesitan aportar este tipo de productos para que realmente añadan ese valor nutricional. Digamos que se sientan las bases para crear una legislación que permita aceptar el valor de este tipo de productos, pero a la vez, conseguir que se elaboran realmente con los preparados de crecimiento en aquellas carencias detectadas. Posiblemente esto ayudaría a que, una vez hecha la legislación, este tipo de leches de crecimiento sean incluso más valoradas. ¿Qué opináis?

Fuente | elpais.com

Foto | Emery Co Photo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...