Las influencias genéticas en el autismo son elevadas

una nueva investigación muestra que la genética puede influir hasta en un 98% a la hora de sufrir el trastorno del espectro autista, aunque hay que decir que no se explica por qué durante las dos últimas décadas se han incrementado de forma significativa los casos de autismo.

Autismo diagnóstico

Un estudio desarrollado por investigadores del Instituto de Psiquiatría, Psicología y Neurociencia del Kings College de Londres, concluye que las influencias genéticas en el autismo son elevadas, más de lo que se ha concluido en otras investigaciones sobre este trastorno. Según sus resultados, la influencia se situaría en un rango de entre un 74 y un 98%.

Como sabemos el autismo se ha relacionado con la influencia de factores ambientales como por ejemplo los pesticidas o plaguicidas agrícolas, el nivel hormonal del líquido amniótico, la edad a la que una mujer se queda embarazada, la dieta de la futura madre, el estrés o las condiciones del útero también se consideran factores de riesgo medioambientales.

Pero según este estudio, la mayor influencia es de carácter genético, lo que demuestra la importancia del factor genético en el trastorno del espectro autista, a pesar de que se haya sufrido un significativo incremento de casos durante las dos últimas décadas, que han llevado a los investigadores a buscar otras causas que no fueran genéticas.

La información de este estudio procede de otro que fue financiado por el Consejo de Investigación Médica del Reino Unido, cuya finalidad era estudiar el desarrollo temprano en mellizos. En él se incluyeron todos los gemelos y mellizos nacidos en Inglaterra y el País de Gales entre los años 1994 y 1996. De los 6.000 pares de gemelos se seleccionaron 258 mediante diferentes análisis y evaluaciones, también se seleccionó a otro grupo de 181 gemelos que fueron diagnosticados con autismo.

Tras utilizar varias herramientas de diagnóstico genético y realizar comparativas entre gemelos idénticos y mellizos, se obtuvieron resultados consistentes, el factor genético tenía un gran peso en el padecimiento del trastorno. Las comparativas realizadas fueron de gran ayuda a la hora de determinar el grado de influencia de los factores ambientales o los factores genéticos, los expertos consideran que los resultados pueden utilizarse como punto de referencia para futuras investigaciones sobre el trastorno del espectro autista.

Los expertos explican que en lo que refiere al estudio citado, la novedad es la inclusión de los gemelos independientemente de si tenían o no un diagnóstico clínico. Gracias a ello se ha podido obtener una imagen más precisa de cómo las experiencias ambientales o la genética influyen en el autismo, así como su grado de influencia. No hay que olvidar que está demostrada la influencia de factores medioambientales o epigenéticos en el autismo, factores no genéticos que provocan cambios en el desarrollo de un organismo, en este caso de un feto.

De todos modos, este estudio no parece explicar por qué durante los últimos 20 años se han multiplicado los casos de autismo. Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la revista científica Archives of General Psychiatry.

Foto | Fatman73

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...