La lactancia materna reduce el riesgo de hipertensión en las mujeres con menopausia

Un estudio coreano ha determinado que la lactancia materna tiene un efecto protector a largo plazo, logrando reducir el riesgo de hipertensión en mujeres que han alcanzado la menopausia. A esto hay que añadir otra variable más, el tiempo de lactancia es un factor que influye en una mayor o menor protección contra la enfermedad.

Lactancia beneficios

Según los resultados de un estudio desarrollado por un grupo de investigadores de la Universidad de Mujeres Ewha (Corea del Sur), los beneficios de la lactancia materna parecen extenderse más allá del bebé, ya que reduce el riesgo de hipertensión en la madres cuando alcanzan la menopausia.

Parece ser que en el estudio se ha encontrado que existe una relación entre la duración de la lactancia materna y el riesgo de hipertensión así como su gravedad, lo que para los expertos prueba que la lactancia ofrece beneficios a largo plazo a las mujeres. Los expertos comentan que existen pocas investigaciones sobre los beneficios a largo plazo de la lactancia para la madre, sin embargo, sí existen estudios que muestran que no amamantar puede aumentar el riesgo de sufrir síndrome metabólico o enfermedades cardiovasculares.

En el estudio participaron 3.119 mujeres postmenopáusicas con edades a partir de 50 años, a las que se les realizaron una serie de encuestas y análisis para conocer el estado de salud y el tiempo que estuvieron amamantando a sus bebés. Además de los datos obtenidos, se tuvieron en cuenta factores de sesgo como la obesidad o la sensibilidad a la insulina, en la relación entre lactancia materna y la reducción del riesgo de hipertensión.

Otras variables que se tuvieron en cuenta fueron la edad, el ejercicio físico, el consumo medio de alcohol, el nivel socioeconómico y el número de embarazos que las mujeres tuvieron. Tras cotejar todos los datos, se constató que las madres que habían amamantado a sus hijos durante más tiempo, tenían un menor riesgo de sufrir hipertensión, los datos muestran que amamantar entre 5 y 11 meses reducía en un 51% el riesgo de sufrir esta enfermedad en comparación con las madres que amamantaron a su bebé solamente un mes.

Los investigadores consideran que entre el 6’5% y el 10’2% de los casos de hipertensión en la población femenina podrían estar asociados al tiempo de lactancia. Por otro lado, este beneficio se reduce en el caso de que las mujeres tengan resistencia a la insulina o sufran obesidad, factores que atenúan significativamente los efectos protectores sobre la hipertensión de una lactancia materna prolongada.

A pesar de los resultados, en el estudio no se puede demostrar una relación causal debido a que se ha basado en encuestas, además, no se puede generalizar con los resultados a todas las mujeres, tan sólo a las mujeres coreanas, porque existen numerosas variables entre poblaciones y culturas. Es posible que la lactancia materna ofrezca beneficios a muy largo plazo, por lo que probablemente y teniendo en cuenta los resultados obtenidos, se diseñará un nuevo estudio que pueda demostrar causalidad y un patrón común en todas las mujeres del mundo.

Podéis conocer más detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la revista científica American Journal of Hypertension.

Foto | Christy Scherrer

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...