La incidencia del cáncer infantil aumenta de forma significativa

Según los resultados de un estudio elaborado por el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer, la incidencia del cáncer infantil está aumentando de forma significativa. Se registraron un 13% más de casos en el periodo comprendido entre el año 2001-2010, que en la década de los 80.

Cáncer en niños

Según un estudio desarrollado por el IARC (Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer) de la OMS (Organización Mundial de la Salud), la incidencia del cáncer infantil aumenta de forma significativa. Según los datos disponibles, en el periodo comprendido entre el año 2001 y el año 2010, se produjo un aumento del 13% de los casos de cáncer en niños, en comparación con los registrados en la década de los años 80, estableciéndose la tasa de incidencia anual en nada menos que 140 casos por cada millón de niños menores de 14 años.

Los expertos apuntan que parte de este incremento puede deberse a los avances en el diagnóstico y la detección, pero una buena parte se debe al aumento de la incidencia de la enfermedad. En base a la información recopilada a nivel mundial de casi 300.000 casos de cáncer que fueron diagnosticados entre el año 2001 y 2010, la leucemia fue el tipo de cáncer más común en menores de 15 años, representando un tercio de los casos de cáncer infantil.

En segundo lugar aparecen los tumores del sistema nervioso central que constituyeron un 20% de los casos, le siguen los linfomas con un 12% de los casos. En niños menores de cinco años, un tercio de los casos fueron tumores embrionarios, neuroblastoma, retinoblastoma, nefroblastoma o hepatoblastoma. En el estudio se trata también la información sobre la aparición del cáncer en adolescentes y jóvenes (de 15 a 19 años), en este caso la tasa de incidencia se ha situado en 185 casos por cada millón de adolescentes.

En este segmento poblacional el tipo de cáncer más común fue el linfoma, acaparando un 23% de los casos, le siguen los carcinomas y los melanomas con un 21%. Los expertos explican que esta enfermedad es una causa importante de muerte en niños y adolescentes, a pesar de que sea una enfermedad relativamente rara en personas menores de 20 años, pero lo cierto es que esa rareza está desapareciendo y cada vez se contabilizan más casos de cáncer en niños, adolescentes y jóvenes.

El estudio es de gran importancia, ya que permite determinar el patrón del incremento del número de casos, información necesaria para aumentar la conciencia global sobre la enfermedad, comprenderla y combatirla. También es importante para que se realicen mayores esfuerzos en investigación a fin de poder encontrar tratamientos más eficaces que permitan incrementar la tasa de casos resueltos hasta el 100%.

La investigación se ha realizado con un 10% de la población mundial de los niños, pero la cobertura ha incluido prácticamente el 100% de los menores de Europa Occidental y América del Norte, sólo se han utilizado datos de un 5% de los niños de África y Asia. O sea, que los datos podrían variar de forma significativa dependiendo del país, quizá sería necesario realizar un estudio más detallado, aunque lamentablemente en los países en vías de desarrollo, faltan recursos y registros, no se diagnostican todos los casos, etc.

Los expertos comentan que es muy importante mejorar la vigilancia mundial del cáncer en los niños, reducir la brecha de datos entre las regiones y especialmente en los países en vías de desarrollo, intentando solucionar los problemas antes descritos. Hoy en día, la proporción de los cánceres que se dan en los niños no se considera una prioridad, de ahí que sea importante este tipo de estudios para que se le dé la importancia que merece esta enfermedad.

Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de la página oficial del IARC y en este artículo publicado en la revista científica The Lancet Oncology.

Foto | DVIDSHUB

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...