La fibra prebiótica es eficaz para luchar contra la obesidad infantil

Según los resultados de una investigación realizada por expertos de la Universidad de Calgary, la fibra prebiótica es efectiva para frenar el aumento de peso en los niños con sobrepeso y obesidad, pero además reduce la grasa corporal y mejora el microbioma intestinal, conoce aquí los detalles del estudio.

Obesidad infantil

En el año 2015 conocíamos esta investigación desarrollada por expertos de la Universidad de Calgary (Canadá) en la que se concluía que la fibra prebiótica podría contribuir a reducir la ingesta de alimentos que favorecen el sobrepeso y la obesidad en los niños, favoreciendo la ingesta de alimentos menos energéticos y calóricos. Anteriormente se habían realizado investigaciones con adultos, pero era la primera vez que se analizaba el efecto de la fibra en la alimentación infantil.

Los investigadores de esta universidad han proseguido a lo largo de estos dos años con su estudio y ahora concluyen que la fibra prebiótica es eficaz para luchar contra la obesidad infantil a raíz de los resultados que se han obtenido en los últimos ensayos realizados. Los expertos comentan que basta con un par de cucharaditas diarias de fibra prebiótica para que los niños con sobrepeso u obesidad puedan mantener un peso saludable, lo que ayudará a evitar las enfermedades asociadas al exceso de peso.

En el ensayo participó un grupo de niños de entre 7 y 12 años que sufría sobrepeso y obesidad, se dividieron en dos grupos, uno recibió un suplemento diario de fibra prebiótica en polvo disuelta en agua durante un periodo de cuatro meses, el otro recibió un placebo y actuó como grupo de control. El grupo de la fibra experimentó una disminución de la grasa corporal y de la grasa localizada en el abdomen, también se redujeron en un 19% los valores de triglicéridos en sangre (tipo de grasa que incrementa el riesgo de enfermedades del corazón).

El grupo que recibió el placebo continuó ganando peso a lo largo de los cuatro meses del ensayo a un ritmo de casi tres veces más de lo normal en relación a lo que debe ser el aumento de peso según sexo y edad. El cálculo del aumento de peso anual de los niños que tomaron la fibra prebiótica fue de tres kilos, frente a los ocho kilos que previsiblemente aumentarían los niños que no recibieron el suplemento. Los expertos comentan que es muy importante poder frenar esa trayectoria continua del aumento de peso, algo que se consigue con esta fibra.

Una intervención a una edad temprana permitiría que los niños crecieran y se desarrollarán con un peso ideal hasta alcanzar la edad adulta. Parece ser que la fibra prebiótica modificó el perfil del microbioma intestinal, aumentando el número de bacterias beneficiosas para el organismo. Se destaca que los prebióticos son baratos y no son invasivos, lo que sería eficaz en una intervención plausible para los niños con sobrepeso u obesidad. Por un lado se descubrió que la fibra prebiótica podía frenar el apetito y concretamente el deseo de comer productos poco saludables, y por el otro, se ha demostrado que es un suplemento eficaz para mantener el aumento de peso de forma saludable.

Los expertos seguirán trabajando con esta fibra para poder sacarle todo el potencial que tiene, podéis consultar todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la página de la Universidad de Calgary, y en este otro publicado en la revista científica Gastroenterology.

Foto | miss pupik

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...