La duración del embarazo afecta al ADN del bebé

Según los resultados de una nueva investigación, la duración del embarazo afecta al ADN del bebé alterando su química. Se trata de un descubrimiento que aporta nuevos datos sobre el desarrollo fetal, y arroja luz al por qué la prematuridad incrementa el riesgo de que los bebés desarrollen ciertas enfermedades y trastornos.

Metilación del ADN

Según los resultados de una investigación realizada por expertos del Instituto Karolinska (Suecia) en colaboración con un grupo de investigadores de distintos institutos, universidades y facultades de medicina de diferentes países del mundo, la duración del embarazo afecta al ADN del bebé alterando su química. Los expertos apuntan que estos cambios en el ADN pueden influir en el desarrollo de los órganos del futuro bebé, lo que podría guardar relación con los problemas de salud de las personas que han nacido de forma prematura.

Aproximadamente, hasta un 10% de los partos en el mundo son prematuros (antes de las 37 semanas de gestación), la mayoría de los bebés se desarrollan y crecen con normalidad, pero como ya hemos explicado en otras ocasiones, un bebe prematuro tiene más riesgo de sufrir diferentes trastornos y enfermedades, como las respiratorias y pulmonares, los problemas oculares, enfermedades cardíacas o trastornos del desarrollo neurológico entre otros, siendo el riesgo mayor cuanto más prematuro nace un bebé.

Los expertos comentan que durante el periodo fetal, los procesos epigenéticos o modificaciones químicas del ADN, son importantes para controlar el desarrollo y el crecimiento, uno de estos procesos es la metilación del ADN que, a su vez, afecta al grado de activación de un gen y la cantidad y formación de ciertas proteínas, lo que puede derivar en una alteración del desarrollo de los órganos. Según el estudio, la mayoría de las metilaciones de ADN que se observan en un bebé recién nacido tienden a desaparecer en la infancia, pero en un 17% de los casos, estas metilaciones se mantienen estables desde la infancia hasta la adolescencia.

En la investigación se analizó la relación entre la duración del embarazo y las modificaciones químicas del ADN en 6.630 bebés prematuros nacidos en diferentes semanas, observando que por cada semana extra de embarazo, se producían cambios en la metilación del ADN de miles de genes presentes en la sangre del cordón umbilical. Los análisis realizados se compararon con los de bebés nacidos a término en una edad gestacional variable de entre 37 y 42 semanas, el número de cambios producidos en la química del ADN era significativamente menor y también guardaba relación la cantidad con la semana del nacimiento.

Los investigadores comentan en este artículo publicado en la página del instituto, que la epigenética es un tema de investigación de gran interés en la actualidad, ya que relaciona los genes con el medioambiente y la salud. El descubrimiento es de gran interés, ya que por un lado, aporta nuevos datos sobre el desarrollo fetal, y por otro, abre las puertas a la detección de posibles problemas de salud asociados al nacimiento prematuro que facilitará brindar una mejor atención a los bebés, pudiendo incluso evitar algunos de los problemas de salud antes mencionados.

Podéis conocer la investigación al completo a través de este artículo publicado en la página web de la revista científica Genome Medicine.

Foto | César Rincón

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...