El peligro de estigmatizar y discriminar a los niños que tienen sobrepeso u obesidad

El documento “Estigma experimentado por niños y adolescentes con obesidad”, es el resylydo de la colaboración realizada por la Academia Americana de Pediatría y la Sociedad de Obesidad de Estados Unidos, que tiene como propósito orientar a los profesionales de salud sobre el peligro de estigmatizar y discriminar a los niños que tienen sobrepeso u obesidad en diferentes entornos.

Obesidad infantil

La AAP (Academia Americana de Pediatría de Estados Unidos) ha publicado un artículo en el que advierten del peligro de estigmatizar y discriminar a los niños que tienen sobrepeso u obesidad, ya que podría afectar a la salud y calidad de vida de los niños, haciendo que se sientan aislados, tristes y avergonzados. A raíz de las investigaciones realizadas por los pediatras, se considera que el peso es un factor que puede predecir el mayor riesgo de victimización e intimidación.

La AAP y The Obesity Society (Sociedad de Obesidad de Estados Unidos) han desarrollado una política conjunta, en la que se ofrece orientación a pediatras y profesionales de salud en general con el propósito de reducir la estigmatización y la discriminación por peso, educando a los niños sobre las consecuencias negativas que tienen determinadas conductas y acciones sobre quienes padecen sobrepeso u obesidad. Lo cierto es que el exceso de peso es uno de los factores de riesgo por el que un niño puede sufrir acoso, discriminación, burlas, vejaciones, etc.

De hecho, y según los datos del estudio, hasta el 71% de los niños que se someten a tratamientos para la pérdida de peso, aseguran que durante el último año han sufrido algún tipo de discriminación relacionada con su peso corporal, de ellos, una tercera parte de los niños aseguran que la situación de acoso se ha prolongado durante más de cinco años. Son muchas las razones que han llegado a las dos organizaciones antes citadas a colaborar y redactar la declaración de política sobre este tema que han titulado “Estigma experimentado por niños y adolescentes con obesidad”, publicada en la revista Pediatrics.

Los investigadores comentan que el tratamiento de la obesidad es complejo y desafiante, en ocasiones los profesionales de la salud pueden olvidar la pesada carga que el estigma del peso corporal impone a los niños y a sus familias, que tratan de luchar contra la obesidad. Reducir el peso corporal mejora la salud y la calidad de vida en muchos sentidos en todos los entornos de los niños, pero evidentemente la meta es más fácil de cumplir si no se sufre estigmatización y discriminación.

Los niños con sobrepeso y obesidad no sólo sufren el acoso escolar, en ocasiones también son víctimas en su hogar, padres y familiares reprenden el exceso de peso quizá creyendo que así ayudan, pero hacen todo lo contrario. Al final, los pediatras son uno de los pocos aliados con los que los niños cuentan, estos profesionales les pueden brindar apoyo y ayudarles para que no sufran más daños por las malas experiencias que están teniendo, así lo considera uno de los miembros de The Obesity Society.

Para los expertos, el tratamiento de niños y adolescentes que sufren obesidad no se puede centrar sólo en los cambios de los hábitos nutricionales y la actividad física, es necesario abordar el impacto social y emocional que puede provocar el exceso de peso en la calidad de vida de los niños. Con las nuevas recomendaciones que aparecen en el documento redactado, se espera poder fomentar enfoques más efectivos y empáticos, sobre cómo abordar y cuidar a los niños obesos y a sus familias.

Desde la AAP y The Obesity Society, se alienta a los pediatras y demás personal sanitario a que modelen sus conductas y lenguaje, fomentar las técnicas de asesoramiento empático y de empoderamiento, como la entrevista motivacional y el abordaje del estigma del peso y el acoso escolar en las visitas clínicas. De todos modos, se debería haber recomendado abordar el problema de un modo más directo en las escuelas y en las familias, los profesionales pueden brindar apoyo, pero se necesita un respaldo constante y eso se consigue en los lugares en los que suelen pasar la mayor parte del tiempo los niños.

Podéis conocer más detalles del estudio en el que se trata el estigma del peso en padres y educadores, en los medios de comunicación, en la asistencia médica, así como todas sus consecuencias, a través de este artículo publicado en la página web de la revista Pediatrics.

Foto | USDA

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...