El mundo no ofrece a la infancia y la adolescencia una vida saludable, nuevo informe de la OMS, UNICEF y The Lancet

Un nuevo informe de la OMS, UNICEF y The Lancet, pone de manifiesto que el mundo no ofrece a la infancia y la adolescencia una vida saludable, y está poniendo en riesgo a las futuras generaciones por todo un conjunto de problemas, como el cambio climático, las prácticas nocivas de comercialización, etc.

(¿Qué futuro les espera a los niños del mundo?

El mundo no ofrece a la infancia y la adolescencia una vida saludable, así se concluye en un nuevo informe titulado ‘¿A Future for the World’s Children?’ (¿Qué futuro les espera a los niños del mundo?), elaborado por una comisión de más de 40 expertos en salud de la OMS, UNICEF y The Lancet, sobre la salud de la infancia y la adolescencia en el mundo.

En el documento se destaca que la salud y el futuro de los menores se ve amenazado por el cambio climático, la degradación ecológica, el consumo de comidas ultraprocesadas, el consumo de bebidas azucaradas, vicios nocivos como el alcohol o el tabaco, etc. Se han realizado mejoras en el campo de la salud durante las últimas dos décadas, pero, lamentablemente y según el informe, se han estancado y ahora están a punto de revertirse.

Según el documento, unos 250 millones de niños y niñas menores de cinco años que viven en países de ingresos medios y bajos, corren el riesgo de no poder alcanzar su potencial de desarrollo debido a problemas como la pobreza o retraso del crecimiento, pero, ahora se considera más preocupante el hecho de saber que los niños se enfrentan a amenazas existenciales asociadas al cambio climático y a las presiones comerciales. Por ello, se recomienda que los países revisen su plan de salud para la infancia y la adolescencia, a fin de garantizar que se cuida a los menores y a la vez, se protege el mundo que el día de mañana heredarán.

Se destaca el agravamiento del cambio climático como una amenaza directa para el futuro de todos los menores, en el documento se presenta un nuevo índice mundial de 180 países donde se realiza una comparativa entre diferentes parámetros relativos a la supervivencia y el bienestar infantil, salud, nutrición, educación, sostenibilidad, diferencia en los ingresos medios de las familias, la equidad, etc. Según las conclusiones, si bien los países más pobres deben apoyar de un modo más efectivo la capacidad de su infancia para que lleve una vida más sana, se está produciendo un elevado nivel de emisiones de dióxido de carbono en los países más ricos, una contaminación ambiental que amenaza a todos los menores del mundo.

Es decir, de poco sirven los esfuerzos que realicen algunos países si no existe un consenso y objetivos comunes a nivel mundial. En el estudio se explica que si se cumplen las previsiones del aumento de las temperaturas para las próximas décadas, las consecuencias van a ser devastadoras para los niños, niñas y adolescentes del planeta. En el índice reflejado en el texto, se destacan países como Noruega, la República de Corea y los Países Bajos tienen las mejores posibilidades de supervivencia y bienestar para la infancia, en el lado contrario se encuentran países como la República Centroafricana, el Chad, Somalia, el Níger y Malí, cuyas expectativas son lamentables.

Curiosamente y hablando de los países con mejores posibilidades de supervivencia infantil, a la hora de tener en cuenta las emisiones de gases de efecto invernadero (CO2), estos países quedan relegados a últimos puestos, por lo que la infancia y la adolescencia está expuesta a sufrir problemas graves de salud. Recordemos que desde hace tiempo la OMS habla de cómo afecta la contaminación medioambiental a la infancia, causando más de 1’7 millones de muertes infantiles cada año.

Hablando de las prácticas nocivas de comercialización, algo que la OMS considera una amenaza en potencia, los datos muestran que los menores de algunos países llegan a ver hasta 30.000 anuncios televisivos al año, anuncios que mayoritariamente son de comida poco saludable, de cigarrillos electrónicos, etc. Como hemos comentado en otras ocasiones, la publicidad ejerce una gran influencia en los menores, siendo una de las causas directas del aumento del sobrepeso y la obesidad.

El informe ¿Qué futuro les espera a los niños del mundo? de la OMS proporciona un manifiesto para la adopción de medidas que favorezcan la salud en la infancia y la adolescencia, pero es probable que debido a los intereses económicos y políticos, algunos de los puntos no se materialicen o se retrasen lo máximo posible, lo que condena a las futuras generaciones de forma irremediable. Podéis conocer el informe completo a través de este artículo publicado en la revista científica The Lancet.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...