El cuidado del colesterol comienza en la infancia

El colesterol es un problema asociado a la edad adulta que, sin embargo, debe empezar a tratarse desde la más tierna infancia. Una correcta educación nutricional es la clave.


Reducir el colesterol no es algo que debamos comenzar a hacer a una edad avanzada. Muy al contrario, cuanto antes empecemos a adquirir buenos hábitos más preparado estará nuestro cuerpo para el paso de los años. De hecho, padres y madres deberían ser un ejemplo para los más pequeños de la casa, instándoles a introducir en su rutina diaria alimentos que favorezcan la salud. Una dieta equilibrada, ejercicio moderado y hábitos saludables son la base de una buena educación nutricional. En esta ocasión queremos hablarte de un alimento básico que nos ayuda a controlar los niveles de colesterol.

Debemos saber ante todo que el colesterol no es malo de por sí, de hecho es una sustancia natural que nos ayuda a sintetizar las hormonas o la vitamina D en nuestro organismo. No obstante, una mala alimentación o factores genéticos pueden elevar los niveles de colesterol en sangre, dañando de ese modo nuestro sistema cardiovascular debido a la acumulación de grasa en las arterias. Así pues, prevenir el colesterol en personas de edad adulta es muy importante… pero lo es más hacer que los niños adopten un estilo de vida positivo.

En casa, evita que tus hijos coman alimentos con demasiadas grasas, sobre todo saturadas. Lo conseguiremos restringiendo la ingesta de lácteos enteros, mantequilla, manteca, carnes, embutidos y bollería. Los niños, además, deberían realizar ejercicio regularmente para evitar el sobrepeso, reduciendo el riesgo de sufrir desequilibrios en su edad adulta que disparen sus niveles de colesterol. Por otro lado, no nos olvidemos que determinadas enfermedades, como la diabetes o los problemas de tiroides, pueden desembocar en este problema.


¿Cómo ayudamos a nuestros hijos en la prevención del colesterol? Ante todo, sustituyendo las grasas saturadas por insaturadas. Los más pequeños necesitan una ingesta determinada de grasas, que les proporcionarán la energía necesaria en todas sus etapas de crecimiento. Pero, eso sí, nos aseguraremos de que las grasas sean saludables, como las que encontramos en el aceite de oliva, el aguacate y la margarina. Incrementar los alimentos de origen vegetal será todo un acierto. Los más mayores, no obstante, pueden necesitar una ayuda extra. En este sentido, la gama de productos Flora Pro.Activ será un apoyo decisivo en la tarea diaria de alimentarnos mejor. De hecho, se trata del primer alimento aprobado por la Unión Europea como reductor de colesterol.

Unos 10 gramos de margarina Flora Pro.Activ al día y un vaso de su leche con esteroles vegetales añadidos es la receta perfecta para empezar a experimentar una reducción del colesterol-LDL. En dos o tres semanas notarás que tus niveles descienden entre un 7% y un 10%. Si lo combinas con una alimentación sana y un poco de ejercicio cada día, podrás reducir tu colesterol hasta en un 15%. Si empiezas a notar que tus niveles de colesterol crecen peligrosamente, no dudes en echar mano de los productos de la gama Flora Pro.Activ. Mientras tanto, inculca a tus hijos unos hábitos de vida saludables que les hagan evitar en un futuro este tipo de situaciones. ¡La salud es lo más importante!

cereales integrales

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...