¿El bisfenol A es seguro?

Estudio alemán sobre el bisfenol A

El Instituto Federal de Alemania para la Evaluación de Riesgos (Federal Institute for Risk Assessment (BfR)), asegura que el bisfenol A es seguro y se puede utilizar en la fabricación de biberones u otros accesorios. Según este organismo, los estudios y revisiones de anteriores investigaciones así lo muestran, además indica que difícilmente se superaría la ingesta diaria tolerable enmarcada en los niveles de seguridad. El instituto asegura que no existen indicios de que esta sustancia pueda tener efectos cancerígenos y no hay por que renunciar a los biberones o botellas de policarbonato.

Resulta difícil de creer tal aseveración, ¿el bisfenol A es seguro?, recordemos los estudios recientes en los que se concluía que el bisfenol A provoca comportamientos agresivos e hiperactivos en los niños, también podemos citar la alerta canadiense generada a raíz de diversos estudios que mostraban la relación entre el bisfenol A y los problemas de salud que podía provocar la sustancia en el organismo, procesos cancerígenos, abortos, etc., de todo ello hablábamos en este post.

Citaremos además el estudio que realizó la Escuela de Salud Pública de Harvard, en el que se confirmaba que el bisfenol A se incorporaba a los líquidos que contenían los envases de policarbonato a través del proceso de lixiviación. Los especialistas del Reino Unido indicaban que había que tener cuidado con los biberones de plástico o cualquier tipo de envase que contuviera la sustancia, dado que en las conclusiones se mostraba que los valores de bisfenol A o BPA se llegaban a incrementar hasta un 69% en sólo una semana bebiendo líquidos provenientes de este tipo de envases.

En este último estudio, la investigación se realizó con adultos, posiblemente los valores podrían variar en los bebés, además hay que tener en cuenta que el organismo de un bebé es inmaduro y los efectos del bisfenol A podrían ser más perjudiciales.

Retomando las conclusiones del estudio alemán, podemos saber que el BfR resta importancia a los estudios y a la alarma generada en países como Canadá o Estados Unidos, se asegura que a pesar de que esta sustancia actúa como un interruptor endocrino (sustancia que afecta a algunos procesos hormonales del organismo), según algunos estudios realizados con roedores de laboratorio, en el organismo humano el bisfenol A se convierte rápidamente en metabolitos que no afectan a la actividad estrogénica y terminan siendo eliminados a través del sistema renal.

Parece evidente que existen demasiadas contradicciones y que será necesario conocer nuevos estudios que arrojen un poco más de luz sobre la relación bisfenol A y salud. En nuestra opinión, y dado que estamos hablando de bebés, lo mejor sería aplicar el principio de precaución y no alimentar a los niños utilizando biberones de policarbonato hasta que no se dé una conciliación de las conclusiones científicas.

Vía | Food Production Daily
Foto | Steve & Jemma Copley

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...