Dormir bien y hacer deporte mejora el rendimiento escolar de los niños

Una nueva investigación muestra que es necesario que los niños realicen deporte de forma moderada y que duerman bien para que puedan mejorar el rendimiento escolar. Abusar de las actividades físicas conlleva a un peor descanso y por tanto, se reduce el rendimiento intelectual.

Descanso infantil

Un estudio desarrollado por investigadores de la Universitat Autònoma de Barcelona y la Universitat de les Illes Balears, concluye que dormir bien y hacer deporte mejora el rendimiento escolar de los niños de primaria. Seguramente para muchos lectores la conclusión es obvia y no es necesario realizar un estudio para ello, sin embargo, hay que decir que se trata del primer estudio en el que se estudian los efectos del descanso, la actividad física y los resultados académicos de forma conjunta.

Recordemos que de forma independiente se han realizado estudios sobre el tema, se puede citar como ejemplo el estudio desarrollado en el año 2011 por la Universidad Ramón Llull y la Universidad Autónoma de Barcelona, en el que se concluía que dormir bien mejoraba el rendimiento intelectual de los niños. Lamentablemente los niños cada vez duermen menos y sufren Vamping, nuevo término que se aplica a los niños y adolescentes que se conectan a la red a través de los dispositivos electrónicos hasta altas horas de la madrugada.

Los resultados de la investigación se han obtenido a partir de las respuestas proporcionadas por 573 alumnos (313 niños y 260 niñas) de 18 centros escolares de Barcelona, Mallorca y Menorca. Según los datos, los niños que duermen una media de 9 a 10 horas diarias, y realizan entre 2 y 5 horas semanales de actividades deportivas que requieran un esfuerzo físico, obtienen mejores resultados académicos que los niños que duermen menos horas y realizan más de 5 horas semanales de ejercicios físicos.

Los expertos comentan que trasnochar y levantarse pronto por la mañana perjudica el rendimiento escolar de los niños, advierten que cada vez es más frecuente que los niños y adolescentes no duermen las horas necesarias, se podría decir que sufren Vamping, lo que provoca que durante las primeras horas de clase tengan sueño y no cuenten con un nivel óptimo de concentración y capacidad para prestar atención. Los investigadores comentan que los datos evidencian que los niños realizan muchas actividades extraescolares, hasta un 84’20% de la muestra. Aunque el deporte es muy recomendable, porque mejora la autoestima, reduce el estrés, la depresión o la ansiedad, y además mejora la memoria y el aprendizaje, es necesario marcar unos límites.

Aquí explican que no realizar actividades extraescolares o hacer demasiadas conlleva efectos negativos, como hemos comentado en otras ocasiones, los extremos no son nada recomendables, es la moderación lo que debe imperar en cualquier aspecto de la vida. Con una práctica extraescolar físico-deportiva que se enmarca entre 2 y 5 horas semanales, los niños de primaria obtienen mejores resultados en lengua y matemáticas, materias que requieren atención y concentración, en cambio, superar las 5 horas provoca que se obtengan peores resultados académicos.

Los expertos explican que realizar ejercicios físicos de forma moderada desde que los niños son pequeños, favorece el patrón de descanso adecuado y por tanto, se aprovechan mejor las horas que pasan en el colegio. Se sugiere que las administraciones educativas programen un mayor número de horas de actividad física dentro del horario escolar, de este modo se reducen las actividades físicas extraescolares y se tiene mayor control sobre la cantidad de ejercicio físico que realizan los niños.

Podéis conocer más detalles de esta investigación a través de este artículo publicado en la revista científica RPD (Revista de Psicología del Deporte).

Foto | Premsa Ajuntament de Torrent

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...