Dispositivo portátil para detectar la ictericia en los recién nacidos

BiliSpec es un aparato portátil desarrollado con el propósito de que sea utilizado por el personal sanitario de los países en vías de desarrollo para poder diagnosticar la ictericia en los recién nacidos. Se trata de un dispositivo que es tan preciso como los sistemas analíticos de los laboratorios de los países desarrollados, pero con la particularidad de que es de bajo coste y cada análisis cuesta menos de cuatro céntimos de euro.

BiliSpec

Un equipo de expertos de la Rice University de Houston (Estados Unidos) ha logrado desarrollar un dispositivo portátil para detectar la ictericia en los recién nacidos bautizado como BiliSpec. Se trata de un aparato de bajo coste desarrollado para que sea utilizado por el personal sanitario de los países en vías de desarrollo, con ello se asegura que se podrían salvar miles de vidas.

Como sabemos, la ictericia es un problema común en los recién nacidos (afecta aproximadamente al 60% de los bebés) que se caracteriza por el color amarillento que adquiere la piel y la parte blanca de los ojos debido al incremento en sangre de la bilirrubina. En este caso hablamos de la ictericia neonatal patológica, enfermedad que provoca un aumento significativo de la bilirrubina total en sangre y que en zonas como el África subsahariana incrementa hasta en 100 veces la probabilidad de que muera un bebé afectado por ella.

En estos países no suelen contar con los sistemas de diagnóstico de los países desarrollados, no tienen los medios para realizar un análisis de la sangre en el laboratorio mediante un espectrómetro o centrifugadoras para acelerar la decantación o la sedimentación y determinar la presencia y cantidad de este subproducto de la descomposición normal de los glóbulos rojos. El diagnóstico se basa en la simple evaluación del color de la piel y el color del blanco de los ojos, y estos no son siempre indicadores fiables de la presencia de la enfermedad, la alternativa es el uso del BiliSpec.

El dispositivo puede cuantificar los niveles de bilirrubina presentes en el recién nacido en tan sólo dos minutos y partir de sólo una gota de sangre, lo que supone un gran avance. Como decíamos, es un aparato de bajo coste, cada prueba reactiva se puede realizar por unos cinco centavos (unos 4 céntimos de euro). A esto hay que añadir que su precisión es comparable a la de las pruebas de laboratorio que se realizan en los países desarrollados, por lo que no sería extraño que dada su rapidez y eficacia, terminara siendo adoptado en los laboratorios de estos países.

De momento, las pruebas y ensayos preliminares que se han realizado con el BiliSpec en el Hospital Queen Elizabeth Central de Malaui (África Oriental) han logrado diagnosticar con éxito a 68 recién nacidos que sufrían la enfermedad. Ahora hay que abordar la siguiente etapa, un estudio más extenso durante un par de años en cinco hospitales de este país que confirme la eficacia del dispositivo.

Este es un gran avance que forma parte de un proyecto de carácter internacional que tiene el cometido de llevar a los países en vías de desarrollo tecnologías médicas de bajo coste que sean eficaces y capaces de salvar vidas. A través del vídeo podréis conocer más detalles sobre su funcionamiento de la mano de sus creadores.

Podéis conocer más detalles sobre el dispositivo portátil BiliSpec a través de este artículo publicado en la Universidad de Rice.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...