Día Mundial del Asma 2018

El próximo martes se celebra el Día Mundial del Asma 2018, celebración impulsada por GINA (Iniciativa Mundial Contra el Asma). Este año el lema escogido es “Nunca Demasiado Pronto, Nunca Demasiado Tarde” y su propósito es transmitir el mensaje de que siempre se está a tiempo para mejorar y sanar las vías respiratorias.

Asma infantil

El próximo 1 de mayo se celebra el Día Mundial del Asma 2018, celebración que tiene lugar cada año, el primer martes del mes de mayo, auspiciada por el GINA (Iniciativa Mundial Contra el Asma), organización creada en 1993 a partir de una colaboración entre la OMS (Organización Mundial de la Salud) y distintos institutos de salud, que agrupa a expertos en esta patología de diferentes países, colaborando y trabajando para reducir la prevalencia del asma y su mortalidad.

Gina actualmente es la organización líder en la difusión sobre la información relacionada con el asma, información que se obtiene a partir de la revisión continua de las publicaciones científicas sobre esta enfermedad. Como cada año, el cometido de esta celebración es la concienciación de la población sobre el asma y todo lo que supone para quienes padecen la enfermedad. Se hace especial hincapié en su correcto control y gestión, ya que es el modo con el que se puede seguir una vida con normalidad eliminando muchas limitaciones.

Hasta la fecha, el lema de la celebración ha sido “Puedes Controlar tu Asma”, lema que pretende transmitir a quienes padecen asma que deben tomar parte activa en el control de la enfermedad. Este año se ha introducido un nuevo lema, “Nunca Demasiado Pronto, Nunca Demasiado Tarde“, cuyo cometido es transmitir el mensaje de que siempre se está a tiempo para mejorar y sanar las vías respiratorias.

A continuación, podéis ver un vídeo en el que el doctor Praena explica cuáles son las claves para controlar el asma respaldándose en el nuevo lema del GINA. Se trata de una serie de puntos que los profesionales consideran fundamentales para poder llevar una vida normal y plena con asma. El experto habla de la importancia de no olvidarse de tomar los medicamentos prescritos para el control de la enfermedad, conocer los factores que desencadenan o empeoran el asma, reconocer cuáles son los síntomas, y saber cómo actuar cuando se sufre una crisis.

La Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap), a través del Grupo de Vías Respiratorias, como cada año se suma a la celebración y proporciona material que resultará de gran interés, como el documento “Cinco pasos positivos para reducir el impacto del Asma“, que resume lo comentado por el experto en el vídeo. A continuación, volvemos a recuperar el Decálogo del Asma realizado por la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria, decálogo que completa la información.

  1. El asma es una enfermedad crónica que afecta a los bronquios. Diversos factores hacen que los bronquios se inflamen y se estrechen dificultando el paso del aire hacia los pulmones.
  2. Los síntomas de asma son variables y debes reconocerlos. Cuando se presenta una crisis de asma, los síntomas principales son tos, pitidos que salen del pecho y ahogo. A veces sólo se da alguno de ellos y otras veces puede aparecer dolor de pecho o sensación de fatiga.
  3. El asma se sospecha por los síntomas y en los niños mayores se puede confirmar con pruebas de función pulmonar como la espirometría. Las pruebas de alergia se hacen para descartar alergias asociadas. El pediatra aconsejará el momento apropiado para hacerlas
  4. El asma se puede desencadenar por varias causas. Los desencadenantes principales son las alergias (ácaros, pólenes, hongos, pelo de animales), los virus respiratorios y el ejercicio. La exposición al humo del tabaco y la contaminación son otros factores que provocan asma y la empeoran. ¡Evítalos!
  5. Un buen control es fundamental. Los síntomas aparecen si el asma no está controlada. Conviene evitar los factores desencadenantes y tratar la inflamación de las vías respiratorias con la medicación de control indicada por tu pediatra. Trata precozmente los síntomas cuando aparezcan.
  6. Hay dos tipos de medicamentos para el asma: • Los que la alivian, que se usan cuando aparecen síntomas. Se los conoce como broncodilatadores, porque abren los bronquios. Los que controlan la inflamación o antiinflamatorios. Se usan diariamente para mantener controlada el asma. No debes dejar de tomarlos aunque te encuentres bien. Tu pediatra te los recomendará si los necesitas y te dirá cuándo tienes que dejarlos.
  7. Usa bien los inhaladores. Son dispositivos que ayudan a introducir la medicación en las vías respiratorias, mientras respiras. ¡Ensaya su uso con tu pediatra o enfermera!
  8. Utiliza el plan de tratamiento, escrito y personalizado, que hayas acordado con tu pediatra. Te indicará claramente los desencadenantes a evitar, los broncodilatadores a tomar en caso de síntomas y el tratamiento de control a seguir para controlar el asma a largo plazo.
  9. La escuela debe ofrecer un entorno seguro. El profesorado debe saber si tienes asma para ayudarte en caso de presentar una crisis de asma o síntomas con el ejercicio y colaborar con tus padres y tu pediatra informándoles.
  10. Con el tratamiento adecuado puedes conseguir hacer una vida normal. Incluso, practicar el deporte que te guste. Estar activo ayudará a tu salud.

A través de la página web de Gina podréis ampliar información sobre el asma, los resultados de nuevas investigaciones, los avances que se han realizado, el informe GINA sobre la estrategia global para la gestión y prevención del asma, etc.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...