Decálogo para la prevención del daño renal asociado a la obesidad infantil

La Sociedad Internacional de Nefrología y la Federación Internacional de Fundaciones Renales han publicado, con motivo del el Día Mundial del Riñón, el Decálogo para la prevención del daño renal asociado a la obesidad infantil. La información que brinda resulta de interés, son consejos con los que se puede lograr que los niños tengan una función renal saludable.

Salud renal infantil

Recientemente os hablábamos de un estudio en el que expertos de la Universidad de Minnesota concluían que es preferible que los niños que tienen fallos en la función renal, sean sometidos a un trasplante de riñón en vez de ser sometidos a diálisis. Esta recomendación se respalda con datos estadísticos consistentes sobre la tasa de aceptación del órgano y la supervivencia de los niños trasplantados.

Hoy volvemos a hablaros de los riñones, tras la celebración del Día Mundial del Riñón y por este motivo, la Asociación Española de Nefrología Pediátrica ha publicado un decálogo para la prevención del daño renal asociado a la obesidad infantil. Esta asociación comenta que nuestro país es uno de los países europeos que tiene el mayor porcentaje de niños con sobrepeso u obesidad que han recibido un trasplante de riñón o que están siendo sometidos a diálisis.

La celebración ha portado como lema “Enfermedad renal y obesidad”, de ahí que el decálogo gire en torno a cómo afecta la obesidad en la salud de los riñones de los niños ahora y en edad adulta. Los hábitos saludables son la prevención más efectiva para evitar daños y fallos en la función renal, hay que añadir que para el organismo en general, ya que el sobrepeso y la obesidad afecta a los diferentes órganos del cuerpo en mayor o menor medida.

A continuación os transcribimos el decálogo promovido por la Sociedad Internacional de Nefrología y la Federación Internacional de Fundaciones Renales.

1) El sobrepeso y la obesidad infantiles son uno de los problemas de salud más importantes del siglo XXI.

2) La prevalencia de niños obesos y con sobrepeso ha aumentado de forma vertiginosa en los últimos años, especialmente en países con menor desarrollo y en medio urbano.

3) La mayoría de los niños obesos siguen siendo obesos en la edad adulta.

4) La asociación entre obesidad y enfermedades no transmisibles como la diabetes, la hipertensión arterial y las enfermedades renales y cardiovasculares está fuertemente establecida.

5) La obesidad en la infancia adelanta la aparición de las enfermedades vasculares en el adulto.

6) La asociación entre obesidad y enfermedad renal multiplica los daños potenciales de cada una.

7) Grandes estudios epidemiológicos demuestran que la dieta mediterránea disminuye los riesgos potenciales de la enfermedad renal.

8) La publicidad de alimentos y bebidas ricos en grasas, azúcar o sal dirigidas a los niños tienen un gran impacto en una población que hay que proteger, y deberían ser estrictamente controlados por las autoridades sanitarias.

9) España es uno de los países europeos con mayor porcentaje de niños trasplantados o en diálisis con sobrepeso y obesidad.

10) La actividad física y el deporte junto con una dieta adecuada, no sólo previenen el desarrollo de obesidad sino que tienen un impacto favorable en la progresión de la enfermedad renal.

Es evidente que el sobrepeso y la obesidad afectan a todos los órganos, reduciendo la calidad y esperanza de vida, la solución parece sencilla pero los datos muestran que no lo es, ya que año tras año los índices de obesidad crecen, una dieta saludable y ejercicio físico regular es la receta que hay que seguir. Podéis conocer más detalles sobre cómo mantener la función renal de los niños de forma saludable a través de la página oficial de la S.E.N.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...