Termofren para bebes

Termofren es un medicamento y como tal sólo debe administrarse si el pediatra lo receta y bajo su criterio y sus recomendaciones. Es un antitérmico que se administra en bebés y niños y que actúa sobre el dolor y sobre la fiebre de una fácil administración a base de «gotas» para los bebés o de «solución» para cuando ya son más grandes.

Antes de empezar a explicar qué es termofren y para qué sirve cabe recordar que antes de dar ningún medicamento a nuestro bebé debemos consultarlo previamente con el pediatra. Nunca hay que medicar a los niños sin las indicaciones expresas del especialista. Aunque bien es cierto que muchas veces nos preguntamos para qué sirve un medicamento y por este motivo escribiremos sobre él. Termofren para bebes es un medicamento que se usa como antitérmico, como analgésico  y como antipirético. Es decir, está especialmente indicado para procesos donde hay fiebre, o en casos donde hay dolor leve o moderado.

Termofren para bebes

Es un antipirético y un analgésico, decir para la fiebre y para el dolor. Y sólo debe administrarse por la recomendación del pediatra.

El pediatra es el único que puede recomendarnos un antitérmico o  un analgésico para nuestro bebé, no obstante sí es cierto que la información es la base de todo, con lo cual saber qué efectos tiene  termofren es importante si vas a dárselo a tu bebé. Esto lo comento porque investigando un poco sobre este medicamento he podido leer que una sobredosificación ya sea terapéutica o accidental es muy peligrosa, por ello insisto en que hay que ser muy prudente en qué le damos a nuestro bebé y estar muy atentos a las dosis que nos indica el pediatra y ante la duda siempre preguntarle a él directamente. No obstante, esa sobre dosificación ha de ser muy alta para causar esos efectos tan importantes, pero por este motivo, es importante dar siempre la dosis que nos indica el especialista y por supuesto guardar siempre los medicamentos fuera del alcance de los niños.

Las propiedades de Termofren son que, por un lado, actúa como analgésico para calmar los procesos que causan dolor moderado o leve y, por otro lado, actúa como antipirético, es decir ayuda a bajar la temperatura corporal en los procesos febriles ya que actúa sobre el «centro hipotalámico». Una de las ventajas de Termofren es que se puede dar en gotas, esto a la hora de suministrárselo a un bebé es una ventaja ya que es más fácil de tomar. Una de las contraindicaciones de este medicamento es que no está recomendado para pacientes que tengan insuficiencia hepática o alguna hipersensibilidad al paracetamol, por ello es importante que lo recete el pediatra, para descartar cualquier efecto adverso en nuestro bebé.

Así pues, vemos que termofren es simplemente un medicamento antitérmico que se administra en bebés y niños y que actúa sobre el dolor y sobre la fiebre, que tiene una fácil administración a base de «gotas» para los bebés o de «solución» para cuando son más grandes y que se debe administrar siempre bajo los consejos de nuestro pediatra.

Foto |  MiikaS en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 2,50 de 5)
2.5 5 2
Loading ... Loading ...