¿Cuál es la situación de las recomendaciones sobre los suplementos de ácido fólico a nivel mundial?

En el mundo, muy pocos países obligan a enriquecer la harina con ácido fólico, pero donde lo hacen, se ha logrado reducir el número de casos de bebés con defectos en el tubo neural de forma significativa. A pesar de los resultados, muchos países se niegan a introducir la medida obligatoriamente, en el caso de la UE, casi ningún país lo considera necesario.

Defectos del tubo neural

El año pasado hablábamos sobre una investigación que tenía como cometido conocer cuáles son las recomendaciones que se proporcionan en distintos países sobre los suplementos de ácido fólico antes del embarazo y durante el embarazo. En su lectura podíamos comprobar que existía una gran disparidad de criterios, en las dosis, en los momentos en los que se debía administrar el suplemento, o el tiempo que se debía tomar.

Bien, hoy damos un nuevo repaso para saber cuál es la situación de las recomendaciones sobre los suplementos de ácido fólico a nivel mundial. Hasta la fecha, 75 países del mundo han integrado programas de suplementación obligatoria de ácido fólico a fin de prevenir que los bebés tengan defectos en el tubo neural y otro tipo de malformaciones. A pesar de que muchas organizaciones de salud, investigadores y expertos recomiendan que se integren este tipo de programas en todos los países, para sorpresa nuestra, los 28 países miembros de la UE no aparecen en el listado con programas de suplementación obligatoria.

El tema de la fortificación obligatoria con ácido fólico en la Unión Europea ha sido ampliamente debatido desde hace algunos años, las agencias reguladoras han querido introducir esta medida que comprende la fortificación de alimentos con este suplemento. Sin embargo, el único país comunitario que ha dado pasos para alcanzar este objetivo ha sido el Reino Unido. Actualmente en este país la harina se enriquece con carbonato de calcio, hierro y vitamina B1, por otro lado existe un gran respaldo para la fortificación con ácido fólico y se han emitido las correspondientes recomendaciones, aunque la decisión de que se apliquen de forma obligatoria está en manos del Ministerio de Salud del Reino Unido. Por otro lado, Escocia también ha dado los pasos oportunos para que se realice una fortificación obligatoria, independientemente de lo que haga Gran Bretaña.

En Irlanda, a partir de una recomendación realizada en el año 2006 por la FSAI (Agencia de Seguridad Alimentaria de Irlanda), estuvieron a punto de implementar de forma obligatoria la fortificación de harina con ácido fólico, de hecho, estuvo vigente tres años, pero después se consideró que ya no era necesario llevar a cabo esta medida de forma obligatoria y se optó por la fortificación de carácter voluntario. Como ya sabemos, las iniciativas de carácter voluntario por parte de la industria alimentaria no suelen ser eficaces, así se demuestra en un estudio cuya conclusiones muestran que el índice de alimentos enriquecidos con ácido fólico ha disminuido, y paralelamente se han incrementado el número de casos de bebés con defectos en el tubo neural.

En el resto de países europeos, parece que no se implantará el enriquecimiento obligatorio de ácido fólico, al menos a corto plazo, en su defecto, los países prefieren confiar en las recomendaciones que brindan los organismos de salud y los médicos a las mujeres para que tomen ácido fólico. Dentro de los países de la UE, los criterios son dispares en cuanto a la recomendación se refiere, eso es algo que como ya hemos comentado, también ocurre a nivel mundial, cada país recomienda cantidades diferentes y el tiempo también es variable. La OMS recomienda una suplementación de 400 microgramos por día desde las semana 12 antes de la concepción (en el caso de que exista planificación del embarazo) y hasta que concluya el primer trimestre del embarazo.

En países como Francia, Suecia y Finlandia se considera que estos suplementos son innecesarios si las mujeres mantienen una dieta sana y equilibrada, lo mismo ocurre en otros países asiáticos. El país referente en el mundo en cuanto a suplementación de ácido fólico se refiere es Estados Unidos, fue el primer país del mundo en introducir esta medida de forma obligatoria, lo que facilitó que se redujera el número de casos de bebés con defectos en el tubo neural. Desde que se aprobó la medida se han reducido en un 36% el número de casos, aunque la prevalencia en el caso de los hispanos siguió elevada, razón por la que también se obligó a suplementar la harina de maíz, dado que era uno de los alimentos básicos en su dieta.

Otros países donde la fortificación es obligatoria son Chile, Sudáfrica, Canadá y Costa Rica. En estos países también se ha detectado una reducción significativa de hasta un 50% de bebés con defectos en el tubo neural. Países de la antigua Unión Soviética también apuestan por la suplementación obligatoria, vistos los resultados en los países citados, quizá es algo que deberían secundar los países de la Unión Europea.

Aquí explican que Australia y Nueva Zelanda acordaron la fortificación obligatoria, aunque al final no se llevó a cabo, la razón es que el ministro de Nueva Zelanda consideró que era necesario realizar más investigaciones para conocer la efectividad de la medida. Es fácil sacar conclusiones teniendo presentes los datos de aquellos países donde se ha obligado a enriquecer la harina con ácido fólico. Los resultados no hacen más que confirmar que sería interesante que en la UE y en el resto de países del mundo, se introdujera la medida de forma obligatoria.

Foto | Euthman

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...