Cesárea sin motivo

Cesáreas

Una cesárea sin motivo es un peligro para el bebé que puede afectar a su salud respiratoria, aunque esta sería sólo una de las muchas consecuencias de esta intervención quirúrgica. Los especialistas recomiendan el parto natural, evitar la cesárea a no ser que existan complicaciones que la justifiquen. Cada vez es mayor el número de expertos que intentan reducir el número de cesáreas que se practican en el mundo, muchas de ellas en realidad son innecesarias y en algunas ocasiones se encuentran sujetas a los deseos de las futuras mamás.

Es interesante tener en cuenta alguna de las investigaciones que muestran los peligros de una cesárea sin motivo, como por ejemplo el estudio que se publicó hace varios meses en la revista online British Medical Journal. En este trabajo se muestra la relación que existe entre una cesárea injustificada y la salud respiratoria del bebé, al parecer, los investigadores descubrieron que la cesárea llegaba a cuadruplicar los riesgos de que el bebé sufriera distintos problemas respiratorios, algo que no ocurre con el parto natural o vaginal.

Todavía estamos esperando a que los investigadores terminen los nuevos estudios que iniciaron a partir de este descubrimiento, hasta el momento sólo se barajan algunas teorías sobre esta relación cesárea/salud respiratoria del bebé. Una de las posibles teorías que parecen adquirir más fuerza, es la carencia de actividad hormonal y la ausencia de los cambios asociados que se dan en el parto natural y no en una cesárea.

Un parto vaginal provoca una reacción en el organismo del bebé, la rotura de la membrana placentaria aumenta el nivel de catecolaminas, un grupo de sustancias como la adrenalina, la noradrenalina y la dopamina que contribuyen a la estimulación de la función respiratoria en el recién nacido. Un parto por cesárea no desencadena el aumento de los niveles de las sustancias mencionadas y por tanto no existe estimulación respiratoria, hecho que explicaría el mayor riesgo en la salud.

En el estudio los investigadores trabajaron con los datos obtenidos de 34.458 bebés nacidos entre las semanas 37 y 41 por parto vaginal y por cesárea, se estudió la salud respiratoria de cada bebé y se identificó el tipo de parto. También se depuraron otras causas que pudieran agravar la salud respiratoria, como puede ser que la madre fuera fumadora o consumidora de alcohol.

Tras el exhaustivo análisis realizado, los investigadores no tenían ninguna duda, la cesárea es un riesgo para la salud respiratoria del bebé y puede provocar que sufran problemas como el distrés, una alteración aguda de la estructura y la función pulmonar secundaria, hipertensión pulmonar, etc.

Cada nueva investigación realizada sobre las cesáreas injustificadas, son una reafirmación de que no son nada recomendables y no deben realizarse por los problemas que pueden provocar en los recién nacidos, no es extraño que cada vez sean más los especialistas que aboguen por el parto vaginal, no es cuestión de que sea más natural y humano, también es garantía de mayor salud en el bebé.

Una cesárea sólo debería estar permitida en el caso de complicaciones que pudieran poner en peligro la vida de la madre o del bebé, estudios de estas características deberían servir para concienciar a las futuras mamás y a algunos especialistas que recurren a ellas sin necesidad y se olvidan de lo que es mejor para el bebé que va a nacer.

Más información | El Mundo
Foto: Francois du Plessis

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...