Aumento del número de niños que no se vacunan en Estados Unidos

Un estudio pone de manifiesto que año tras año crece el número de niños que no se vacunan en Estados Unidos, cada vez más estados del país permiten que los padres no vacunen a sus hijos por razones filosóficas, morales o religiosas. Esto está provocando un grave problema de salud que se hará más evidente con la aparición de una epidemia.

Antivacunas en Estados Unidos

Según los resultados de un estudio realizado por expertos del Baylor College of Medicine (Colegio de Medicina Baylor de Estados Unidos), se está produciendo un aumento del número de niños que no se vacunan en Estados Unidos. La razón es que en algunos Estados del país se permite a los padres que sus hijos no sean vacunados por creencias religiosas, por objeciones filosóficas, etc. Esta es una situación que está poniendo en riesgo a los niños estadounidenses, especialmente a los que viven en los 18 Estados del país, donde los padres pueden decidir que sus hijos no sean vacunados.

Desde el año 2009, la proporción de niños que no han recibido las vacunas recomendadas ha aumentado en los siguientes estados, Maine, Minnesota, Ohio, Arkansas, Idaho, Arizona, Missouri, Oklahoma, Dakota del Norte, Utah, Oregón y Texas. En varios de estos estados existen lo que se denominan puntos calientes, es decir, ciudades o localidades donde la tasa de exención de vacunas es excesivamente elevada, hasta el punto de que no se puede proteger a todas las personas de una comunidad de enfermedades que son altamente contagiosas y prevenibles, por ejemplo, el sarampión.

Los expertos han identificado como puntos calientes las siguientes ciudades: Phoenix, Pittsburgh, Houston, Portland, Detroit, Kansas City, Seattle y Salt Lake City. Evitar la vacunación de los niños por razones personales o religiosas y sin que exista una razón médica que determine que los niños no pueden vacunarse, está favoreciendo que puedan iniciarse epidemias de enfermedades que son perfectamente prevenibles, que podría acabar con la vida de muchos niños y adultos.

Se cita como ejemplo lo ocurrido en el año 2015 en California, en este estado se sufrió un terrible brote de sarampión y la razón fue la disminución de la cobertura de la vacunación. El año pasado otros centros urbanos cercanos sufrieron también un brote de sarampión entre la comunidad de inmigrantes somalíes, de nuevo la razón fue la reducción de la cobertura de la vacunación debido a las campañas puestas en marcha por los movimientos antivacunas, que siguen insistiendo en decir que las vacunas están relacionadas con trastornos como el autismo, los intereses de las farmacéuticas para engordar sus beneficios económicos, etc.

Recordemos que un estudio del 2016 mostraba que cada vez más padres creen que las vacunas son innecesarias, y los argumentos científicos que se les brindan no sirven de nada, creen ciegamente lo que promueven los grupos antivacunas. Pero lo cierto es que la vacunación es, hoy por hoy, la mejor estrategia para prevenir muchas enfermedades, la no vacunación en este país se está convirtiendo en un problema de salud pública, si de repente se produce una gran epidemia y mueren cientos de niños, muchos padres se van a arrepentir de haber creído en estos movimientos antivacunas.

El sarampión es un virus altamente contagioso que puede ser grave o incluso mortal, recordemos lo que está ocurriendo en Europa y eso que la vacunación, aunque insuficiente, está más extendida que en Estados Unidos. Una persona que se contagia de sarampión, puede estar diseminando el virus desde cuatro días antes y después de que aparezcan los síntomas, lo que nos da una idea de hasta qué punto se puede convertir un brote en una epidemia. Es evidente que Estados Unidos se enfrenta a un grave problema de salud, quizá sea necesario legislar a nivel federal para obligar a que todos los niños sean vacunados, algo difícil sabiendo que Donald Trump parece avalar, en cierto modo, las mentiras infundadas que se dicen de las vacunas.

Podéis conocer más detalles de la noticia a través de este artículo publicado en la Escuela de Medicina Baylor.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...