App para detectar enfermedades oculares en los niños

CRADLE es una aplicación desarrollada por un equipo de investigadores estadounidenses que permite detectar enfermedades oculares en los niños. La app fue desarrollada hace unos años y ha ido perfeccionándose, ofreciendo un gran nivel de precisión, pero, de momento, no ha recibido la aprobación de la FDA como método diagnóstico.

CRADLE (Computer Assisted Detector of Leukoria)

Hemos conocido casos en los que gracias a una fotografía se ha podido detectar un retinoblastoma en un bebé, o la enfermedad de Coats en una niña, lo que, en cierto, modo convierte la app fotográfica del móvil en un medio para diagnosticar problemas de salud ocular. Pues bien, en este sentido, un grupo de investigadores estadounidenses de la Universidad de Baylor, de la Escuela Médica de Harvard, del Departamento de Oncología Pediátrica y del Instituto del Cáncer Dana-Farber, ha desarrollado una app para detectar enfermedades oculares en los niños.

La aplicación se denomina CRADLE (Computer Assisted Detector of Leukoria) y se encarga de buscar síntomas tempranos en los reflejos oculares que aparecen en las fotografías para poder identificar problemas como el retinoblastoma, unas cataratas u otras enfermedades. El software utiliza el aprendizaje automático (Inteligencia Artificial) y puede ir mejorando su eficiencia a la hora de ofrecer un diagnóstico, hasta el punto de que los investigadores creen que podría ser más eficiente que un médico, en cuanto a diagnóstico se refiere.

La app se concibió para detectar la leucocoria u ojo blanco, signo clínico que se caracteriza por la aparición de una mancha o reflejo en la zona de la región de la pupila, que puede estar causada por las enfermedades antes indicadas, siendo un signo característico de la enfermedad de Norrie.

La aplicación ha sido probada con casi 53.000 fotografías realizadas a 40 niños, de ellos, la mitad tenían alguna enfermedad ocular. El sistema logró detectar 16 problemas 15 meses antes de que los médicos diagnosticaran la enfermedad, siendo un sistema predictivo y de diagnóstico eficaz. Se trata de un gran paso, ya que se puede detectar un retinoblastoma mucho antes de que termine migrando al cerebro del menor, demostrando que CRADLE puede reducir el daño de las enfermedades y salvar vidas.

Los investigadores comentan que la aplicación es útil independientemente de la edad, pero funciona de un modo más eficaz con niños y niñas, que no siempre suelen explicar que tienen problemas de visión porque, en realidad, no lo saben. Las fotografías, en algunas ocasiones son reveladoras, como ya hemos mostrado con los dos ejemplos citados al principio, pero en vez de realizar un diagnóstico de casualidad, la aplicación se centrará en el diagnóstico de problemas de salud captados a través de los ojos.

Hay que decir que, de momento, y según leemos aquí, esta aplicación desarrollada hace unos años no ha sido aprobada por la FDA (Agencia de Medicamentos y Alimentación de Estados Unidos), por lo que su uso no es válido para realizar un diagnóstico, sin embargo, puede servir de ayuda para acudir al médico y que realice una revisión para determinar la presencia de una enfermedad.

Podéis conocer más detalles de la aplicación a través de este artículo publicado en la revista científica Science Advances, y a través de la página de la Universidad de Baylor.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...