Análisis de las páginas web antivacunas

Una investigación llevada a cabo por la Escuela de Salud Pública Johns Hopkins Bloomberg ha realizado un análisis de las páginas web antivacunas, las fuente de la información que estos sitios ofrecían, el tipo de tácticas de persuasión que llevan a cabo, las conductas y valores que promueven, etc.

Miedo a las vacunas

Desde que murió el niño de Olot infectado de difteria por no haber recibido la vacuna contra esta enfermedad, en nuestro país se ha hablado en varias ocasiones de los movimientos antivacunas, de cómo a pesar de que se produzcan hechos como el de este niño, siguen manteniendo su postura y convenciendo a padres para que no vacunen a sus hijos. Los argumentos ofrecidos para vetar las vacunas son de todo tipo, que si en realidad las vacunas contienen veneno, que son fruto de una invención para lucrar a las farmacéuticas, que contienen demasiados antígenos o que se vacuna a los niños contra enfermedades inexistentes.

Hoy conocemos una investigación desarrollada por la Escuela de Salud Pública Johns Hopkins Bloomberg (Estados Unidos) en la que se ha realizado un análisis de las páginas web antivacunas, concretamente las estrategias que llevan a cabo para propagar y promover sus ideas y convicciones sobre por qué no hay que vacunar a los niños. Casi 500 páginas web han sido analizadas, los resultados muestran que más de dos tercios de estos sitios se basan en la terminología científica para apoyar la idea de que las vacunas son peligrosas, por otro lado, para reforzar las explicaciones, casi un tercio de estas páginas utilizan las anécdotas personales como refuerzo para transmitir esas convicciones.

En esta investigación, los expertos analizaron las páginas web con contenido sobre las vacunas infantiles utilizando diferentes buscadores y utilizando términos como “peligros de la inmunización”, “peligro vacuna”, etc., se han encontrado páginas de Facebook, blogs, sitios web personales y de salud que trataban este tema. Se analizó la fuente de la información que estos sitios ofrecían, el tipo de tácticas de persuasión que llevan a cabo, las conductas y valores que promueven, etc. Con ello se pretendía comprobar si algunas de estas estrategias se podrían utilizar con una finalidad contraria, la de promover la vacunación.

La investigación concluye que el análisis de las páginas web de movimientos antivacunas arroja una gran cantidad de desinformación y pseudociencia, dando más valor a este tipo de información que a la que se ha obtenido a partir de estudios científicos rigurosos. Si hablamos del argumento de la alergia, podemos recordar un reciente estudio realizado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, en el que se apuntaba que el riesgo de reacciones alérgicas por las vacunas era realmente pequeño, de 25.173.965 vacunas administradas a más de 17 millones de personas entre enero del año 2009 y diciembre del año 2011, sólo 33 personas sufrieron una reacción alérgica, en cambio se han salvado millones de vidas por una enfermedad peligrosa. Este tipo de estudios suelen ser obviados por los movimientos antivacunas.

Estos sitios en la red siguen diciendo que las vacunas son peligrosas, que causan autismo, daño cerebral y otro tipo de supuestas evidencias científicas que en realidad no se pueden considerar como tales, por supuesto, todas ellas se apoyan en las anécdotas para respaldar muchas de las afirmaciones que vierten. Al respecto, os recomendamos retomar la lectura de este post en el que se trata el miedo a las vacunas y los cinco mitos relacionados con ellas que no hay que creer.

Hay que decir que este tipo de páginas web tienen un aspecto positivo al margen del gran error de vetar las vacunas, los investigadores explican que promueven la alimentación saludable, la ingesta de alimentos ecológicos o la lactancia materna. Pero hay que aclarar que estos consejos no evitarán que un niño no vacunado pueda sucumbir a una grave enfermedad. Según leemos aquí, los expertos explican que tras analizar este tipo de páginas web, han aprendido que es necesario informar correctamente a aquellos padres que tienen dudas sobre las vacunas de una forma más cercana y de manera que se puedan aclarar las preocupaciones que puedan tener.

Más información | Medical News Today
Foto | PAHO/WHO

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...