300 millones de niños de todo el mundo están respirando aire muy tóxico

UNICEF ha dado a conocer un informe cuyas cifras son preocupantes, en él se concluye que unos 2.000 millones de niños están respirando aire que se considera peligroso a largo plazo, a este dato hay que sumar otros 300 millones de niños que están respirando aire muy tóxico, con valores que superan en seis veces lo establecido por la regulación internacional sobre contaminación ambiental.

Informe Unicef

Según un nuevo informe presentado por UNICEF, unos 300 millones de niños de todo el mundo están respirando aire muy tóxico. Este informe se ha elaborado tomado diferentes datos, como por ejemplo las imágenes por satélite que permiten determinar las áreas del planeta que tienen un mayor índice de contaminación, superando la tasa en seis veces según las máximas contempladas en la normativa internacional.

En muchos países se supera los niveles máximos de contaminación ambiental establecidos por la OMS (Organización Mundial de la Salud), unos 2.000 millones de niños están respirando aire que se considera peligroso a largo plazo y que provocará que sufran diferentes enfermedades y una muerte prematura. Por otro lado, el aire contaminado también es un factor de riesgo importante que provoca, según el informe, la muerte anual de unos 600.000 niños menores de cinco años, siendo además un riesgo potencial que amenaza la vida y el futuro de millones de personas.

Los responsables de UNICEF comentan que los contaminantes ambientales provocan muchos más daños de lo que se pueda creer, este aire contaminado provoca que los pulmones de los niños en pleno desarrollo tengan un mayor riesgo de sufrir enfermedades y “bloqueos respiratorios”. Los niños tienen que respirar dos veces más rápido, recibiendo más aire del necesario por peso corporal en comparación con los adultos. También puede dañar el desarrollo cerebral, algo que afectará a su salud, calidad de vida y expectativas profesionales en un futuro. El Director Ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake, comenta que ninguna sociedad se puede permitir el lujo de obviar el grave problema que supone la contaminación del aire.

El impacto de vivir en un área con mala calidad del aire se extiende mucho más allá de la infancia, los estudios demuestran que la capacidad pulmonar de un niño puede reducirse hasta en un 20% si vive en zonas con aire muy contaminado. Hay que añadir que a los problemas de las vías respiratorias se suman los problemas cardiovasculares, los problemas cognitivos, la morbilidad, la reducción de la tasa de fertilidad, etc. El informe destaca que a consecuencia de la contaminación ambiental se reduce la calidad de la salud, la asistencia y rendimiento escolar, la productividad y otra serie de aspectos que afectan a los ingresos económicos, incrementan el nivel de pobreza y desigualdad. La contaminación del aire tiene un impacto acumulativo sobre la salud y el bienestar de los niños y los padres, considerando que puede perpetuar los ciclos intergeneracionales de la desigualdad.

Los niños están rodeados de contaminación, tanto en el hogar como en la calle, todo tipo de sustancias son respiradas y están causando lo que se considera un daño irreparable, es necesario tomar medidas drásticas para controlar la contaminación ambiental, los estudios muestran que en el año 2050, la contaminación del aire se convertirá en la principal causa de muerte infantil por motivos medioambientales. Hablando a nivel general, según este informe (Pdf) de la OMS, el 92% de la población mundial respira aire que contiene un nivel peligroso de contaminantes, sorprende que a pesar de todos los datos que se proporcionan, no se realice un mayor esfuerzo por utilizar las energías limpias y se lleven a cabo políticas más estrictas en cuanto a la contaminación ambiental se refiere.

Merece la pena dar un vistazo a este informe (Pdf) de UNICEF titulado Clear the air for children, es extenso y detallado, se acompaña de gráficos, ilustraciones y comparativas, donde se segmenta la calidad del aire, los países, las fuentes de polución ambiental y como éstas afectan a la salud, al desarrollo económico y a las expectativas de futuro en general.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...