Problemas de fertilidad: Ten cuidado con lo que dices

Brindar apoyo a parejas con dificultades para concebir puede ser muy engorroso. Debido a lo delicado del tema, lo vulnerable de la autoestima de la pareja, sus proyectos y demás, puedes herir susceptibilidades si usas frases inadecuadas.

Problemas de fertilidad Ten cuidado con lo que dices

El porcentaje de españoles que experimenta dificultades para concebir supera el 15%, según datos del Libro Blanco Sociosanitario de Fertilidad. Esta cifra equivale a unas 800 mil parejas, por lo que resulta altamente probable que en tu círculo de amistades exista una o varias personas que enfrenten esta situación. Cuando la tarea de procrear se complica, la relación se ve afectada, pero no sólo eso. Quienes la integran pueden desarrollar problemas físicos o emocionales que inevitablemente terminan por afectar su estado de ánimo y hasta su desenvolvimiento en la sociedad.

Es estas circunstancias se precisa del apoyo de los allegados, pero sobre todo de una inteligente forma de abordar el tema. No es fácil asumir ni sobrellevar un diagnostico de infertilidad, cuando se está rodeado de cuestionamientos o frases inoportunas. Definitivamente hay que saber qué decir y qué no cuando se está frente a alguien que vive esta experiencia. El cariño y la precaución al hablar son vitales para no herir susceptibilidades.

Las reacciones erróneas más frecuentes

Aunque tu intención sea consolar o tenderle una mano a tus amigos, debes cuidar lo que dices y cómo lo dices. Seguir las siguientes recomendaciones, te alejará de lograr el efecto contrario.

  • No preguntes por métodos alternativos. Puedes pisar un campo minado sin saberlo. Aunque los escenarios son diversos, quizás aún no los consideran, no tengan el dinero suficiente o estén en desacuerdo. Tocar ese punto es muy delicado.
  • Evita mencionar otros embarazos. En la situación de la pareja afectada sería un recordatorio de sus problemas de fertilidad. La pondrías en un bucle de desconsuelo, malestar emocional y tristeza.
  • Cero recomendaciones de relajación. Será equivalente a acusarlos por no poder concebir. Además, aumentaría el estrés y el sentimiento de culpa en la pareja, principalmente de la mujer. Aunque te preocupe verlos tensos, frases como “cuando te relajes ya verás”, no los ayudarán tanto como quisieras.
  • Evita comentarios como “todavía no era el momento”. En esta etapa la pareja siente que el tema de la fertilidad está fuera de control. Decirles eso podría acrecentar esa sensación y producir incertidumbre.
  • Si ya tienen hijos, trata de no mencionarlo. En realidad se precisa de mucho tacto para dialogar sobre esto. Si la pareja tiene hijos e intentas de convencerla que “no es tan malo porque ya son padres”, aumentarás su sentimiento de culpabilidad. Si en sus planes estaba traer otro bebé al mundo, con citas como esa sólo les estás dando a entender que deben conformarse.

No es que se trate de un tabú, pero sí es una platica que puede generar incomodidad si no es bien abordada. Según los especialistas, es preciso crear un clima de confianza para conversar de infertilidad con naturalidad. Algunas parejas pueden reservarse el derecho de emitir juicios sobre el asunto, compartir su caso o escuchar frases que intenten aliviarlos.

Una oración mal formulada puede abrir heridas profundas, de allí que los psicólogos invitan a evitar enunciados como:

  • “Ya verás que el mes próximo sí.”
  • “Y entonces, para cuándo llega el crío.”
  • “Y si intentas otras posturas.”
  • “Piensas adoptar entonces.”
  • “Te va a dejar el tren.”
  • “Si te tardas mucho te va a costar más, ten en cuenta tu edad.”
  • “Debes tomártelo con calma.”
  • “Llévate al mío unos días y verás que se ta pasan las ganas.”
  • “Y quién es el del problema. Tú o él.”
  • “Al menos lo estás disfrutando.”

Claves para apoyar a la pareja

Por ser un tema delicado, puedes incurrir en palabras que resulten dolorosas. Sin embargo, hay posturas que puedes tomar y que serán agradecidas por la pareja.

  • Muéstrate dispuesto a ayudar, sin presiones.
  • Invitarlos a salir para cambiar de aires, conversar un rato o simplemente ponerte a la orden para lo que se presente serán gestos que sabrán valorar. Aunque al principio no quieran, insiste de forma ocasional.
  • Motívalos a fomentar la comunicación entre ambos.
  • Hazles entender que la intimidad puede tornarse “mecánica” cuando se busca un hijo, y que el sexo puede ser un escape para salir de la depresión y demostrarse su amor.
  • Sé comprensiva con su dolor. Escucharlos sin juicios de por medio es lo mejor que podrás hacer por ellos.
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...