¿La microgravedad afecta al esperma humano congelado?

Un grupo de investigadores españoles ha llevado a cabo un experimento para determinar si la microgravedad afecta al esperma humano congelado. Según los resultados, la microgravedad afecta de modo poco significativo y permite pensar en la idea de poder crear bancos de células germinales en el espacio.

Óvulos congelados en el espacio

Existen planes para colonizar el espacio y otros planetas, se han realizado investigaciones sobre la viabilidad de producir alimentos en el espacio para grandes colonias humanas, en satélites como la Luna o en planetas como Marte, pero también se plantea la posibilidad de asegurar la procreación fuera de la Tierra.

Hoy conocemos los resultados de una investigación preliminar en el marco de un proyecto en el que se investigan las posibilidades de reproducción humana en el espacio y otros planetas, para determinar si la microgravedad afecta al esperma humano congelado. Según los datos obtenidos, los expertos avalan la posibilidad de crear bancos de gametos en el espacio.

Hay que tener en cuenta que hasta la fecha, se han realizado pocos estudios sobre la reproducción en condiciones de gravedad cero, además, se han basado en datos animales. El efecto de la gravedad afecta a los distintos sistemas del organismo, esto se ha constatado en estas investigaciones, sin embargo, en relación al sistema reproductor, los óvulos y los espermatozoides, hay muy poca información, pero se cree que la variación del eje gravitatorio puede dificultar que la fecundación se alcance de forma natural.

Por esta razón, se ha empezado a estudiar la viabilidad de las técnicas de reproducción asistida fuera de la Tierra. En esta tarea se han centrado los investigadores de la Clínica Dexeus Mujer de Barcelona e ingenieros de la Universidad Politécnica de Cataluña-BarcelonaTech, demostrando que las condiciones de ingravidez no afectan al esperma humano congelado. Los resultados abren una nueva línea de investigación, para determinar si es posible transportar de forma segura espermatozoides al espacio y crear bancos de semen en el espacio y en otros planetas.

Los resultados del experimento realizado se presentarán en el 35º Congreso de la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología (Eshre) de Viena, donde se mostrará que no se producen alteraciones significativas en el esperma humano congelado y preservado en el espacio, en comparación con el que se conserva en la Tierra. Claro, que el experimento se ha realizado en la Tierra y en condiciones de microgravedad simulada mediante vuelos parabólicos, pero no hay que olvidar que, aún así, el esperma sigue bajo la influencia de la Tierra aunque sea mucho menor, lo ideal sería realizar el experimento en condiciones reales (en el espacio).

Los datos del estudio que hemos conocido aquí, muestran resultados optimistas, destacando que las pequeñas diferencias halladas en el esperma congelado y en condiciones de ingravidez por vuelos parabólicos, están relacionadas probablemente con la heterogeneidad de las muestras de esperma que con la exposición a las condiciones de microgravedad. Pero es un ‘probablemente’, no una respuesta certera, aunque cierto es que las condiciones se asemejan mucho a las de la ingravidez del espacio, pero quizá esos pequeños cambios podrían terminar siendo más significativos en el espacio exterior sin ninguna influencia de la Tierra.

La investigación es interesante, es un paso más en el estudio de la viabilidad de los gametos humanos fuera de la Tierra, pero quién sabe, quizá dentro de varias décadas, se logre contar con un sistema de gravedad que permita procrear como se procrearía en la Tierra, y estos bancos de semen y óvulos quedarían relegados a los tratamientos de infertilidad de quienes pudieran vivir en un futuro fuera de la Tierra, aunque esto ya es adelantar demasiado los acontecimientos.

Foto | Jacqueline Sanches

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...