Tratamientos de fertilidad

Gracias a las últimas técnicas de fertilización, la infertilidad en las parejas ha dejado de ser un problema. Se acabaron los obstáculos que impiden el embarazo en aquellas personas que desean tener un hijo. Bien sea por inseminación artificial o por donación de óvulos o embriones, las técnicas de fertilización son de lo más variada y su éxito es la mejor carta de presentación.

La infertilidad se puede tratar de diversas formas

¿Habéis intentado muchas veces tener un hijo y no lo habéis conseguido? No os preocupéis, es una cosa muy común que le ocurre a muchas parejas. Hoy en día con la gran cantidad de técnicas que existen y lo avanzada que está la ciencia, la infertilidad ha dejado de convertirse en un obstáculo para concebir un hijo. Lo primero que hay que hacer, en caso de sospechar firmemente de que se posee un problema de este tipo, es acudir a un especialista. En la consulta os indicará cuáles son los diferentes tratamientos a seguir.

La infertilidad puede darse por muchos motivos: la alta contaminación de las ciudades, el consumo de alcohol y tabaco, la edad con la que se conciben los hijos –cada vez, mucho más tardía– o la calidad de los espermatozoides. En este sentido, un simple cambio en los hábitos de vida, por ejemplo, como llevar una vida más sana, puede ser decisivo para mejorar la fertilidad de una pareja. En otras ocasiones el frustrado embarazo puede deberse a causas psicológicas, como el estrés o la ansiedad. Si la infertilidad no responde a estas razones, entonces es posible que pueda tener relación con la calidad del esperma o la salud de los ovarios. En caso de que haya un problema con la ovulación, el médico puede recetar algún medicamento para inducir la ovulación: generalmente, píldoras de fertilidad. Y solamente se recurrirá a la cirugía si existe alguna anormalidad uterina.


La inseminación artificial es una de las técnicas de fertilidad más comunes, la menos invasiva y, quizá, la más antigua. Consiste en la introducción de espermatozoides, que previamente han sido lavados, en el interior del útero. Si ésta no funciona por cualquier razón, bien sea alergia al esperma por parte de la mujer o baja movilidad de los espermatozoides utilizados, existen otras técnicas. Entre éstas, destacamos las siguientes: inyección intracitoplasmática de espermatozoides, que consiste en la colocación de uno de los espermatozoides directamente dentro del óvulo con una aguja microscópica; la fertilización in vitro, en la que los óvulos se combinan con el esperma en una placa de cultivo en el laboratorio; la transferencia intratubárica de gametos y de cigotos, en la que la combinación creada en la placa de cultivo se inyecta mediante cirugía en las trompas de Falopio; o el óvulo o embrión donante, que se da cuando una mujer no puede tener hijos debido a sus óvulos y tiene que utilizar los de otra mujer, que son combinados con el esperma de su pareja o de otro donante. En definitiva, existen muchos avances tecnológicos que permiten que te quedes embarazada.

Fuente: Naturasapiens
Foto: Gonzalo Barroso

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...