Se frenan los bebés a la carta

bebés a la carta

La Fertility Institutes, clínica de Los Angeles que ofrecía los “bebés a la carta”, ha suspendido temporalmente este servicio. La propuesta de los “bebés a la carta” consiste en elegir y seleccionar cómo será físicamente el bebé, de modo que se asemeja a la compra de un producto. Este tipo de propuestas son fruto de una obsesión por controlarlo todo y de creer que los hijos son una propiedad más puede afectar a la identidad del bebé. Pasa de ser un sujeto que se le ama por quién es y pasa a ser un objeto de consumo.

La clínica se ha retractado y solo utilizará la selección de ciertas características en los bebés que tengan riesgo de enfermedades, como desórdenes genéticos de la pigmentación de la piel y albinos, pero no para conseguir características estéticas en el bebé.

El procedimiento utilizado es similar al que se usa en la reproducción asistida y se basa en una técnica conocida como diagnóstico genético de preimplantación, utilizado hasta ahora para prevenir enfermedades mortales en los bebés. Los médicos analizan una célula de cada embrión para detectar los que tengan riesgo de enfermedad e implantan en el útero de la madre sólo los embriones sanos. La posibilidad que brinda esta técnica de saber cómo serán los embriones también físicamente dio lugar a la oferta de los “bebés a la carta”. Pero la posibilidad de hacerlo no debe llevar a la ejecución de este acto, en estos casos es cuando debe intervenir la ética.

En Europa la legislación impide este tipo de selección genética, la selección queda admitida únicamente si hay motivos de salud y no de estética. A pesar de la promesa de suspender los “bebés a la carta” no se sabe si la empresa ha creado la polémica como medio para publicitarse o si realmente cree que no debe llevarse a cabo.

Más información La Opinión
Más información El Mundo

Foto Peasap

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...