Relación entre los defectos congénitos y la fecha de concepción de los bebés

Malformaciones fetales

Un estudio científico muestra una relación entre los defectos congénitos y la fecha de concepción de los bebés. Según los investigadores estadounidenses, el índice es mucho más elevado cuando los niños han sido concebidos en primavera o verano, para llegar a esta conclusión recopilaron los datos de 30,1 millones de nacimientos del país en un periodo comprendido entre el año 1996 y el 2002.

Al parecer, el incremento fue significativo siendo los meses de abril, mayo, junio y julio los que se podrían considerar de mayor riesgo. Claro, que el incremento de defectos congénitos en realidad no tendrían nada que ver con la fecha de concepción, en cambio se pueden asociar al incremento del uso de pesticidas y diversos productos químicos que se utilizan en la agricultura, ya que en estas fechas es cuando más se utilizan.

Hacemos un alto y recordamos un estudio realizado por expertos de la Universidad de Granada en el que se mostraba la presencia de pesticidas en la placenta, siendo esta muy elevada. El estudio lo realizó María José López Espinosa, experta del departamento de Radiología y Medicina Física de la Universidad y advertía de los graves riesgos para el bebé por la presencia de estas sustancias que se introducían en el organismo a través del agua, la alimentación, el aire, etc, podéis consultar el estudio en Idcrue.

No nos extraña en absoluto que se muestre un aumento de casos de defectos congénitos en embarazos concebidos en los meses que hemos mencionado, este es sólo un estudio más que muestra la necesidad de evitar a toda costa este tipo de productos en pro del buen desarrollo del embarazo y de la salud del bebé. Con una agricultura ecológica y una alimentación ecológica este tipo de problemas posiblemente se reducirían o eliminarían.

En el caso de Estados Unidos, algunos de los productos fitosanitarios que alli se utilizan, están prohibidos en Europa, un ejemplo sería la atrazina, un herbicida artificial con el que se eliminan las malas hierbas de los cultivos y del que se sospecha que también afecta al desarrollo embrionario. El estudio es el primero que relaciona el aumento de la presencia de los productos fitosanitarios en el agua con la concepción y posterior malformación del desarrollo embrionario, los investigadores constataron el aumento de casos de síndrome de Down, espina bífida, labio leporino, etc.

Es una punta de iceberg que debería tomarse en serio e indagar con mayor profundidad en el tema, son ya muchos los estudios que muestran la peligrosidad de estas sustancias para los fetos, para el medio ambiente… ¿hasta cuando se seguirán utilizando?

Puedes consultar más datos del estudio en la revista médica Acta Pediátrica.

Foto | Davhor

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...