Prevención de la osteoporosis durante la menopausia

Prevención de la osteoporosis durante la menopausia

Como comentábamos hace unos días, existe una clara relación entre menopausia y osteoporosis, por eso es necesario extremar las precauciones durante y después de la menopausia y realizarse las pruebas médicas oportunas que nos permitan prevenir la enfermedad y controlar sus consecuencias.

Entre los principales grupos con riesgo de padecer osteoporosis, que deberían someterse una prueba de densidad mineral ósea, se encuentran:

  1. Mujeres posmenopáusicas que hayan tenido fracturas.
  2. Mujeres posmenopáusicas menores de 65 años que presenten uno o más factores de riesgo.
  3. Mujeres mayores de 65 años, independientemente de cualquier factor de riesgo.

Aunque no te encuentres directamente en uno de los grupos de riesgo, debes saber que existen una serie de hábitos para la prevención de la osteoporosis durante la menopausia que conviene tener en cuenta para protegerse de la enfermedad:

  • Ejercicio físico regular: un programa habitual de ejercicios físicos te ayudará a  fortalecer tus huesos y músculos y prevenir la pérdida ósea. Se recomienda practicar ejercicios en los que soportes tu propio peso como caminar, correr, jugar al tenis, bailar. Los ejercicios físicos basados en la fuerza y el equilibrio te pueden ayudar además a evitar caídas, disminuyendo la probabilidad de fracturas.
  • Alimentos ricos en calcio: ingerir suficiente calcio ayuda a mantener la fortaleza de los huesos. Entre los alimentos recomendados para la prevención de la osteoporosis se encuentran la leche y los productos lácteos (queso, yogur), algunos pescados como el salmón y las sardinas, el brócoli, el repollo y la soja.
  • Vitamina D: el cuerpo necesita vitamina D para poder absorber correctamente el calcio. Tomar el sol durante 20 minutos al día suele bastar para asegurarse una ración de vitamina D, pero también puede obtenerse consumiendo huevos, pescado grasiento como el salmón, cereales, o suplementos vitamínicos, siempre que tu médico lo considere oportuno. Un consumo excesivo de vitamina D puede provocar daños en el hígado y lograr el efecto contrario, disminuyendo la masa ósea.
  • Estrógenos: los estrógenos son una hormona que ayuda a protegerse de la pérdida ósea, cuya producción desciende durante la menopausia. Existen terapias para la prevención de la osteoporosis con estrógenos, sin embargo implican una serie riesgos que deben ser evaluados siempre por un profesional sanitario.
  • Evitar determinados medicamentos: ciertos medicamentos como los esteroides, anticonvulsantes (para tratar convulsiones), anticoagulantes (diluyentes de la sangre) y los medicamentos para el tiroides aumentan la velocidad de pérdida ósea si su uso no es correcto.
  • Limitar el consumo de alcohol y tabaco: fumar disminuye la producción de estrógenos que protegen tus huesos. Por su parte, el alcohol daña los huesos y aumenta el riesgo de caídas y fracturas óseas.
  • Protegerse de caídas accidentales: la mejor manera de evitar fracturas es prevenir las caídas. Cuida la seguridad de tu hogar manteniendo el orden y la iluminación adecuada, instala barras de seguridad en el cuarto de baño y evita los resbalones usando alfombrillas antideslizantes.

Fuente | Cleveland Clinic. La menopausia y la osteoporosis.
Foto | Håkan Dahlström

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...