El preservativo femenino

Preservativo femenino

El preservativo femenino es un método anticonceptivo de barrera que es especialmente útil para protegerse de las ETS o de la EPI y que prefieren no usar el condón masculino. El preservativo femenino es muy eficaz para evitar el embarazo, siempre que se utilice de modo correcto.

El preservativo femenino está fabricado con plástico de poliuretano, más resistente que los condones de látex masculinos, por que, las roturas son más raras. Además su diseño lo hace muy cómodo y su caducidad es más tardía, incluso si las condiciones de conservación son desfavorables.

Este dispositivo consiste en una funda holgada y suave con dos anillos flexibles en cada extremo. El anillo que se encuentra cerrado tiene el objetivo de ayudar a la colocación. El anillo exterior permanece fuera de la vagina protegiendo a los labios y a la base del pene durante el acto.

Estos preservativos, al contrario que los masculinos, se pueden utilizar con lubricantes a base de aceite, sin peligrar la estructura o debilitarla.

Este dispositivo ofrece varias ventajas:

  • El condón femenino no aprieta el pene y como resultado, la sensibilidad puede ser mejor para los hombres.
  • Te protege de las ETS o de la EPI, al contrario que otros métodos como el parche anticonceptivo, el anillo mensual o el DIU.
  • Cubre los labios externos y crea una barrera más amplia. En este sentido, ofrece más protección que otros métodos de barrera contra las enfermedades ulcerosas genitales (herpes y el chancro blando).
  • Puedes utilizar el tipo de lubricantes que prefieras, ya que no se pondrá en peligro la integridad del dispositivo.
  • No es necesario que utilices espermicidas.
  • Al igual que el diafragma, el capuchón cervical y la esponja, puede insertarse mucho antes del acto sexual, aunque posiblemente no sea cómodo hacerlo.

También ofrece ciertas desventajas:

  • El condón femenino es bastante caro, vale unas cinco veces más que un condón masculino de látex.
  • Al cubrir los órganos genitales exteriores de la mujer a algunas parejas les parece poco atractivo.
  • Puede que haga cierto ruido durante el acto.
  • Si practicas el sexo de forma muy apasionada es posible que el preservativo se introduzca dentro de la vagina.
  • Existe un 1% de rotura en los preservativos femeninos, aún así esta tasa es menor que la de los condones de látex, que se sitúa entre el 2% y el 5%.

Más información Mujeres de empresa
Foto Kaetred

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...